Las amenazas al diésel inquietan a los consumidores

Un trabajador de una de las gasolineras de Avia en San Sebastián./LUSA
Un trabajador de una de las gasolineras de Avia en San Sebastián. / LUSA

Usuarios guipuzcoanos consideran que dicho carburante perdurará, aunque su apuesta personal será otra

LEIRE CHORROSAN SEBASTIÁN

. «Los diésel tienen los días contados». Estas fueron las palabras que pronunció la ministra Teresa Ribera el pasado miércoles en el Congreso. La declaración levantó duras críticas de las asociaciones de fabricantes y de vendedores, denunciando que la titular de Transición Ecológica ha pasado por alto el esfuerzo tecnológico realizado por el sector para reducir las emisiones, poniendo además en peligro la actividad industrial y miles de puestos de trabajo.

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) recordó tras la intervención de la ministra que los vehículos diésel dan trabajo directo a 40.000 personas en las diecisiete plantas fabriles que hay en España, donde se producen 1,2 millones de unidades al año, así como en los concesionarios. El presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, subrayó que las fábricas trabajan en la adecuación de sus líneas de producción para integrar cuanto antes las exigencias normativas medioambientales.

Los concesionarios tampoco están contentos. El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), Lorenzo Vidal de Peña, exigió el pasado jueves al Gobierno que enfocara la «cruzada» contra las motorizaciones diésel y evitara lanzar «dardos sin fundamento» contra este carburante. Además, añadió que los nuevos propulsores Euro VI emiten la misma cantidad de partículas que uno de gasolina, pero con menos dióxido de carbono.

«Como supuestamente iban a alargar el plazo mucha gente ha comprado un vehículo diésel» Héctor López , Consumidor

«El próximo coche que me compre no será diésel, tendrá que ser un híbrido y más adelante un eléctrico» Chema Anabitarte, Comercial

Tras la polémica generada, EL DIARIO VASCO ha testado el sentir de algunos usuarios guipuzcoanos que se han decantado hasta ahora por el diésel. La mayoría de los consultados no apuestan por el futuro de los vehículos con este carburante, confirmando la tendencia a la baja que registra su venta. En concreto, si hace siete años el 74% de los turismos y 4x4 matriculados en Gipuzkoa llenaban sus depósitos con gasóleo, en 2017 solo eran el 43%. No obstante, hay quien los defiende. «No estoy de acuerdo con que el diésel tiene los días contados, porque no sólo incumbe a los coches, estamos hablando de coches, camiones, barcos... de muchísimo transporte», señalaba un conductor.

Aunque a algunos les ha sorprendido la apuesta que quiere hacer el Gobierno de subir los impuestos del diésel, la mayoría no está de acuerdo con esta medida. «Si se han fabricado vehículos diésel se tiene que dar el mismo tratamiento a este carburante que a la gasolina y al resto de combustibles».

Los usuarios guipuzcoanos creen que los argumentos para ir cambiando a vehículos más ecológicos tienen que ir por otra vía. Consideran que la tendencia tiene que ser hacia el vehículo híbrido, pero afirman que «debe ser a base de convencimiento de la población, de cada uno, y no por medidas drásticas que adopte el Gobierno».

Héctor López, consumidor de gasóleo, declara no estar al tanto de la bajada de ventas de estos vehículos. «Al contrario, lo que sé es que como supuestamente iban a alargar el plazo, mucha gente ha comprado un vehículo diésel». Sin embargo, añade que si en un futuro tuviera que comprarse un coche «con todo lo que se escucha, no sería diésel, optaría por el eléctrico o algo así...».

El comercial Chema Anabitarte comenta que el diésel no tiene mucho futuro, pero cree que «todavía pasarán algunos años hasta que cambie de vehículo». Cuando se le pregunta si él seguirá apostando por un automóvil de estas características añade que «a este paso no será diésel , tendrá que ser un híbrido y más adelante un eléctrico. En principio -añade Anabitarte- compraría un híbrido, no adquiriría un diésel, por si acaso, porque ya están diciendo que a partir de no se cuándo en las grandes capitales no se les dejará entrar. Así que habrá que ir pensando en otras alternativas», remarca el comercial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos