«Si alargamos la vida de los tornillos que fabricamos seremos más competitivos»

Imanol Olaskoaga, director de Erreka, afirma que HarshLab permitirá a la industria vasca dotar a sus productos de más valor añadido

F. S. SAN SEBASTIÁN.

Imanol Olaskoaga se mostraba ayer exultante. No era para menos. La boya gigante -ocho toneladas de peso- flotando en el mar representaba la culminación del trabajo liderado por la empresa que dirige.

Olaskoaga afirma que HarshLab supone una oportunidad de oro para ganar competitividad. Y pone como ejemplo a su propia empresa. Erreka Fastening Solution se ha especializado en la fabricación de tornillos 'inteligentes'. Disponen de un chip electrónico que emite información sobre su estado, de forma que permite predecir posibles fallos.

Estos tornillos se instalan, por ejemplo, en aerogeneradores situados en el mar. «Para nosotros -explica Olaskoaga- la corrosión o el crecimiento de organismos sobre el metal es un problema de primer orden. En HarshLab probaremos distintas soluciones». El director de la firma bergaresa subraya que «si somos capaces de conseguir un recubrimiento que dure más años, nuestros tornillos podrían durar más tiempo sin necesidad de reemplazarlos, de manera que podremos ofrecer un producto que supere el de nuestros competidores».

Erreka Fastening Solution trabaja en la actualidad junto a Tubacex para encontrar una solución que alargue la vida de los 'raiser', piezas críticas en las uniones de las plataformas petrolíferas y de gas.

La clave, señala Olaskoaga, radica en situarse entre los proveedores de élite. «La plataforma marina ayudará a que la industria auxiliar vasca vaya un paso por delante. Para nosotros es una ventaja fundamental disponer de un laboratorio a la puerta de casa. Nos ahorrará costes de desplazamiento y los retornos serán más rápidos. La competitividad se logra -subraya Olaskoaga- con las soluciones de más valor. La plataforma de Armintza se alinea con este objetivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos