CAF compra la polaca Solaris para liderar el mercado de los autobuses eléctricos

Autobus eléctrico de Solaris. /DV
Autobus eléctrico de Solaris. / DV

La adquisición, valorada en algo más de 300 millones, ofrece a la firma beasaindarra enormes sinergias y una posición preeminente en el sector en el corazón de Europa

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDA

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) dio ayer un paso de gigante en su estrategia para ensanchar la base de sus negocios, con la idea siempre en mente de apostar por el transporte del futuro. La firma pilotada por Andrés Arizkorreta anunció la compra -por un monto algo superior a los 300 millones de euros- del fabricante polaco de autobuses Solaris, uno de los actores principales de la Unión Europea en lo que se conoce como movilidad urbana sostenible; no en vano, esta empresa familiar, fundada en 1996 por el matrimonio Olszewski, es el tercer fabricante de vehículos limpios (eléctricos, híbridos o movidos por pila de combustible) de la UE y disfruta de una posición preeminente en el corazón del continente y en la Europa del Este. Sus unidades circulan por más de 700 ciudades en 32 países y las previsiones pasan por que esta nueva filial aporte este año a CAF una facturación próxima a los 450 millones de euros, lo que llevará las ventas del grupo hasta los 2.000.

Más allá de esa inyección económica, el verdadero valor de la adquisición de Solaris hay que buscarlo en las inmensas oportunidades de negocio que se le abren ahora a CAF. No solo en lo que se refiere a la movidad sostenible -verdadero campo de batalla de los grupos más punteros del mundo, sabedores de que las ciudades ya no quieren autobuses contaminantes, en el que la beasaindarra ya contaba con su filial Vectia-, sino en la posibilidad de ventas cruzadas entre los clientes de ambas con una oferta completa.

Las sinergias en compras o investigación y desarrollo son también algunos de los motivos por los que la operación polaca se presenta como 'redonda' para CAF. Así lo interpretaron ayer los mercados, pues tras comunicar la adquisición a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los títulos de la beasaindarra iniciaron un 'rally' alcista que les llevó a ganar al terminar la jornada un 2,56%. En lo que va de año, las acciones han ganado casi un 20%.

«Con Solaris crearemos al líder en soluciones de movilidad urbana más allá de lo ferroviario» Andrés Arizkorreta | Consejero delegado de CAF

«Creo que CAF aporta una visión adecuada y contribuirá al desarrollo de lo logrado en estos 22 años» Solange Olszewska | Consejera delegada de Solaris

Junto al evidente salto en el tiempo que da Vectia -fuentes conocedoras del proceso reconocen que la filial de autobuses de CAF «ha ganado en un solo día diez o quince años»-, la clave es la siguiente: ahora la beasaindarra podrá acudir a, por ejemplo, Budapest, Roma, París, Londres, Estocolmo o Munich y plantear a sus autoridades una oferta integral de movilidad sostenible.

«¿Necesita usted un tranvía?» era una de las preguntas probables hasta ahora. Desde este momento, esa cuestión se puede convertir en «¿Quiere usted un tranvía, o prefiere un trolebús híbrido o alimentado por gas, o un autobús eléctrico o un metro de última generación o una red de cercanías ?». ¿Por qué no todo a la vez?

La nueva y la vieja Europa

Solaris goza de un reconocido prestigio en la 'Europa rica' y también en la 'Nueva Europa', esa que está por hacer hacia el este y que, sin duda, se beneficiará de jugosas subvenciones comunitarias para desarrollar sus sistemas de transporte sostenibles del futuro. De nuevo una jugada maestra para el grupo de Beasain, que ayer subrayaba que la demanda de autobuses eléctricos en Europa -el mercado por el que también ha reforzado su apuesta ferroviaria tradicional, por su cercanía y su seguridad jurírica- se va a disparar hasta las 2.000 unidades anuales. Tampoco hay que olvidar que, aunque Solaris prevé elevar en dos años del actual 20% a un 45% el porcentaje de vehículos eléctricos dentro de su oferta global al mercado, la polaca sigue siendo un productor de primer orden en buses convencionales, con lo que ese segmento también queda más que atendido. La polaca cuenta también hoy con dieciocho autobuses híbridos dando servicio al transporte urbano de San Sebastián.

La cuestión es que Vectia, que hoy saca al mercado unos 60 vehículos al año, va a pasar a formar parte de un gigante que produce y vende casi 1.500. Eso no significa que la filial (con sede en Castejón y participada por el Gobierno foral navarro) desaparezca, ni mucho menos, sino que recibirá un empujón gigante de la mano de la polaca, que cuenta hoy con más de 2.300 empleados y exporta un 60% de su producción fuera de las fronteras polacas, sobre todo a Alemania.

Solaris, como CAF, ha otorgado una importancia capital a la I+D. Así, según ha podido confirmar DV, la polaca dedica a estas tareas a cerca de 150 ingenieros que trabajan, no solo en desarrollos de vehículos sino también en el diseño y la producción de componentes y sistemas de última generación. Según la polaca, en los últimos cuatro años la inversión en este área ha rondado los 40 millones de euros.

Además de una oferta amplia de vehículos, Solaris, cuyo modelo eléctrico 'Urbino' fue distinguido en 2017 como 'Autobús del año en Europa', ofrece también distintos serviciosrelacionados, como pueden ser el mantenimiento o el suministro de repuestos. De nuevo, un ámbito en el que pueden surgir sinergias con su nuevo propietario.

Crear valor

«La inversión de CAF en Solaris confirma nuestro compromiso con el objetivo de crecer de manera rentable y nos abre nuevos mercados estratégicos», declaró Andrés Arizkorreta, presidente y consejero delegado de CAF.

El ejecutivo resaltó que ahora, junto a la polaca, «crearemos al líder en soluciones de movilidad urbana más allá de lo ferroviario, particularmente en el segmento de la e-movilidad».» Queremos seguir y desarrollar la valiosa marca Solaris, y mantener su carácter polaco; la combinación del 'know-how' en fabricación, diseño, tecnología y servicios de ambas compañías, junto con la trayectoria de Solaris en la innovación de sus productos contribuirá a una mejor respuesta a nuestros clientes al tiempo que generará valor para nuestros accionistas», zanjó.

Solange Olszewska, presidenta y consejera delegada de Solaris Bus & Coach (nombre oficial de la compañía) explicó que «a través de la elección de CAF como inversor de Solaris, aseguramos un futuro prometedor para nuestra marca, nuestros clientes y empleados». No conviene olvidar que la nueva filial de la beasaindarra es una empresa familiar creada por el matrimonio Olszewska que cuenta con una raigambre notable en Polonia. Una anclaje en el territorio que, según el fabricante guipuzcoano, está asegurado. «Creo firmemente que CAF posee una visión adecuada de Solaris y que contribuirá al desarrollo de todo su potencial a escala global; estoy convencida de que este acuerdo se alinea perfectamente con todo lo que hemos conseguido», concluyó Olszewska.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos