«M‎ás de la mitad de los vascos no sabe de qué va el Concierto‎ Económico»

Pedro Luis Uriarte, exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco./
Pedro Luis Uriarte, exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco.

El exconsejero del Gobierno Vasco Pedro Luis Uriarte pide una defensa más activa de la «piedra angular de la autonomía vasca»

El exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco entre 1989 y 1994, Pedro Luis Uriarte, ha afirmado que el Concierto Económico es "un factor de enganche y estabilidad de Euskadi para con el Estado" y ha alertado del daño que supondría para el País Vasco que se incrementase el Cupo, mientras que, por contra, el impacto sería "insignificante" para el Estado.

Uriarte ha presentado este lunes en Bilbao, ante medio millar de asistentes, su libro 'El Concierto Económico vasco: una visión personal', durante un acto al que han asistido el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka; los también consejeros Jon Darpón y Cristina Uriarte; el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar; o el exdiputado general de Bizkaia y presidente del Tribunal Vasco de Cuentas, José Luis Bilbao, entre otros.

Tras lamentar que sólo un 7% de los vascos tiene "un conocimiento suficiente" del Concierto Económico, Uriarte ha advertido de que "lo que no se conoce no se defiende" en unos momentos en los que se está produciendo un proceso de "erosión" y una "tendencia grave hacia la eliminación de éste, todavía hoy improbable".

Según ha remarcado en su intervención, este sistema de regulación de las relaciones tributarias "aporta valor, pero no es una varita mágica", por lo que la "prosperidad de Euskadi no se debe" a éste sino al "trabajo de sus empresas, habitantes e instituciones".

"No todas las Comunidades de haber tenido el Concierto Económico hubieran llegado al mismo lugar que ha llegado Euskadi", ha afirmado, para añadir que permite "vincular de forma singular y diferenciada las administraciones estatal y vasca".

En este contexto, ha incidido en que el Concierto Económico es "la piedra angular de la autonomía vasca", por lo que sin él seríamos "una región más". "Esta diferencia no nos la hemos sacado del bolsillo, sino que está reconocido por la Constitución que ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales, no los crea y construye", ha reiterado.

Asimismo, ha asegurado que el Concierto es la base del estado del bienestar vasco y un "sólido punto de apoyo que, con la palanca del trabajo, ha conseguido levantar Euskadi".

Por ello, ha defendido que se trata también de un elemento "importante" para España, por ser "un factor de enganche del País Vasco con el Estado que presta a esa relación una singular estabilidad". Además, ha considerado que éste podrá "adaptarse" a cualquier escenario.

Pese a todo, ha alertado de que el Concierto se encuentra a día de hoy "asediado" y ha abogado por luchar contra las calumnias que afirman que "los vascos no pagan nada al Estado, el Concierto crea una paraíso fiscal o se concedió por presión de ETA".

"Cuando ETA nació ya llevaba 90 años en vigor y en ninguno de sus comunicados se pueden ver expresiones o palabras en favor del mismo. Ha tratado en todo momento de acabar con su régimen", ha señalado.

Tras manifestar que en verano de 1980 se ofreció a Cataluña un Concierto Económico que rechazó, apostando por continuar dentro del régimen común, ha afirmado que ve entendible el rechazo a esta figura desde posiciones centralistas, pero "mucho menos comprensible" desde posiciones independentistas o sindicales.

"¿Cómo van a poder construir un país distinto sin una base financiera? Ese es el problema de Cataluña, ahora", ha alertado, para añadir que un país independiente necesita "estabilidad y finanzas".

Críticas a ELA

Uriarte ha criticado también a ELA, de quien ha considerado tiene "un comportamiento intolerable" y confunde el Concierto con la empresa. "¿No le interesa a un sindicato un estado del bienestar, la sanidad, la educación, los servicios sociales?", ha cuestionado.

"El Concierto supone un reconocimiento implícito de soberanía, residenciada en los cuatro territorios forales. No es un invento de los vascos ni algo que hayamos arrancado, sino que lo hemos pactado", ha subrayado, para añadir que en un país "fragmentado" como Euskadi representa además un "mínimo común denominador" que sustenta consenso institucional, político, empresarial y social.

En esta línea, ha advertido que, por contra, los partidos políticos que piden la supresión del Concierto tienen un peso mínimo en el País Vasco.

"Euskadi tiene un Concierto porque tiene una impronta diferenciada, peculiaridades defendibles y demostrables estadísticamente", ha dicho, al tiempo que ha reiterado que se está ante "un modelo único en el mundo" que crea una relación "cuasifederal entre el Estado y los Territorios forales en los ámbitos tributarios y financieros".

Ha centrado también parte de su intervención en destacar que no existe en el mundo ningún estado federado al que se reconozcan las capacidades tributarias y financieros que ostentan "los cuatro territorios" y a su juicio, se trata de un modelo válido para una Europa federal.

Respecto a las críticas de quienes señalan que este sistema permite establecer un paraíso fiscal en Euskadi, Uriarte ha afirmado que no hay paraíso con impuesto de Patrimonio. Por ello, ha indicado que si Amancio Ortega, dueño de Zara, tributase en Euskadi abonaría 600 millones todos los años por impuesto de Patrimonio en Bizkaia, mientras que "en Madrid paga cero".

"Este es un tema muy delicado", ha indicado en referencia a la presión fiscal a las rentas altas y ha alertado de un peligro de deslocalización "que ya se está produciendo". "Tenemos un competidor fiscal que es Madrid que nos está ganando por goleada", ha criticado.

Cupo vasco

Tras recordar que el porcentaje de contribución vasca al Estado es del 6,24 por ciento, ha manifestado que "no es cierto" que el País Vasco no aporte a la solidaridad y ha considerado que si el Estado "se quisiera cargar el Concierto lo hubiera tenido fácil, ya que bastaría con gastar en Euskadi más de ese 6,24 por ciento".

Según sus estimaciones, en el período de 1987 a 2014 el cupo bruto abonado al Estado ha ascendido a un total de 123.159 millones de euros. Deduciendo de éste las compensaciones, el cupo pagado desde 1981 habría supuesto 23.006 millones de euros. "El cupo pagado del período 1981-2014 es de 4.429 millones de euros más de lo que nos correspondía por población", ha añadido.

Además, ha afirmado que entre cupo bruto y Seguridad Social, el Estado ha gastado en Euskadi 10.157 millones menos de lo cobrado por cupo bruto y cotizaciones.

En su opinión, como la relación con el Estado es bilateral, un incremento del cupo "beneficia solo al Estado, disminuyendo su déficit, no a las comunidades autónomas. Por ello, "el impacto de un aumento del Cupo es insignificante para el Estado y catastrófico para Euskadi", ha manifestado.

"Significaría aumentar los impuestos para mantener el mismo nivel de gasto público o disminuir el gasto público o una mezclar de los dos", ha expresado.

Respecto al actual desacuerdo de 652 millones entre el Gobierno vasco y central, ha reconocido que está pendiente una "importante negociación" cuyo resultado podría afectar mucho a Euskadi.

Por último, y tras indicar que no es verdad que España quebraría de extenderse el Concierto a todas las Comunidades Autónomas, ha reconocido que se trata de un modelo que no es perfecto, por lo que se debe mejorar, pero "no existe ningún modelo ideal que sirva de referencia para los demás".