Serena Williams, el último muro de Muguruza

Serena Williams ha celebra uno de los tantos que ha logrado ante Maria Sharapova./
Serena Williams ha celebra uno de los tantos que ha logrado ante Maria Sharapova.

La norteamericana, número uno y eterna favorita a todo, barre a Sharapova y será la adversaria de Garbiñe, quien ya le venció en una ocasión en Roland Garros

EL DIARIO VASCO

«Sé que Garbiñe Muguruza puede ganarme». Serena Williams sabe desde hace tiempo que Muguruza es una enemiga potencial. La hispano-venezolana, de hecho, ya la despidió en la edición de Roland Garros 2014, con un claro y abrumador 6-2 y 6-2. La norteamericana será el último muro que tendrá que derribar Muguruza el sábado en Wimbledon para apuntarse su primer torneo de Grand Slam después de haberse deshecho de Maria Sharapova (6-2 y 6-4). Se trata, sin duda, del adversario más duro y temible, ya que Williams figura en lo más alto del ranking WTA y es la eterna favorita para casi todos los títulos. Garbiñe, sin embargo, tiene claro que aún no ha encontrado su límite y que, como figura en sus precedentes, Serena no es imbatible.

Será la octava final en Londres para la menor de las hermanas Williams, que aspira a un sexta título en Wimbledon y un 21º en una cita del Grand Slam. Si lo consigue se aproximará un poco mas al récord de la era profesional de la alemana Steffi Graf (22). Aferrada a su poderoso servicio (14 saques directos) y a su imperial derecha (29 golpes ganadores), Serena Williams dio un paso más en su ambiciosa carrera hacia el Grand Slam (esta temporada ya ganó el Abierto de Australia y Roland Garros).

«Estoy muy emocionada. Estaba un poco nerviosa al principio del partido, ya que son unas semifinales de Wimbledon y hacía mucho tiempo que no llegaba aquí», dijo Serena tras el encuentro. «Ella jugó muy bien. Mediado el partido mejoró su tenis, lo que me permitió aumentar también mi nivel. Estoy muy feliz de haberme llevado la victoria y de estar en la final de Wimbledon», agregó. «Garbiñe es una gran jugadora; ya me ganó antes y no será un partido fácil, para nada. Tendré que pelear mucho», declaró Serena, que el sábado luchará por su vigésimo primer título de Grand Slam.