Los viajes de trabajo de Urriza y la confianza plena de Uterga

Urriza y Uterga, ayer en Galarreta tras la elección./MICHELENA
Urriza y Uterga, ayer en Galarreta tras la elección. / MICHELENA

Los finalistas del Torneo Kutxabank separaron sin problemas el material en Galarreta para la gran cita del remonte del sábado

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Javier Urriza y Xanti Uterga cumplieron ayer en Galarreta con el protocolo de la elección de material para la final del Torneo Kutxabank que tendrá lugar el sábado (ETB4-17.00) en el frontón largo hernaniarra. Será la séptima consecutiva para el pamplonés, dominador absoluto en los últimos años que busca su sexta txapela, y la tercera para el doneztebarra que aspira a lograr su primer título después de haber perdido las dos anteriores finales precisamente ante Urriza. Duelo entre delanteros.

Ambos quedaron satisfechos con el lote compuesto por 40 pelotas que les presentó la intendencia, aunque Urriza dejó entrever que quizás hubo más pelota en la semifinal ante Endika. Aún así, ninguna queja en público. Los trapos sucios se lavan en cada. «Quizás las de Urriza son un poco más vivas. En cambio, las mías son más bajas», señaló Uterga.

Material

Galarreta
Urriza
El pamplonés optó por tres pelotas de 130, 129 y 128 gramos, más vivas y de algo más de peso que las de su rival
Uterga
El doneztebarra se decantó por tres cueros, dos de 127 gramos y otro de 128, más ligeros, pero más bajas.

Urriza, vigente campeón, que se entrenó ayer en Galarreta con Ansa II, llega a la gran cita del remonte tras generar dudas al inicio de la liguilla clasificatoria. Perdió en su estreno precisamente frente a Uterga, pero luego ha ido a más. Su botillero, Seve Arcelus, explica los motivos. «Lleva un tiempo dedicado prioritariamente a su trabajo -Urriza es ingeniero electrónico y trabaja en una empresa de robótica de Villatuerta como director comercial-, viaja mucho y no ha podido entrenarse todo lo que había querido. Ha habido partidos en los que ha jugado tras llegar la víspera del extranjero, pero le ha dado la vuelta. Está con más moral y con más confianza que al principio del campeonato. Le veo con mucha ilusión para conquistar su sexta txapela», afirma convencido el expalista de 62 primaveras que fue profesional durante 23 temporadas y que lleva catorce años como asesor del dos veces campeón del Mundo de pala.

«Puede ser su año»

El doneztebarra José Javier Etxeberria, Etxeberria III, solo lleva dos años como botillero de su paisano y alcalde Uterga. Considera que «la gente dice que Urriza no está en su mejor momento, pero yo no comparto esa opinión. En el primer partido de la liguilla Xanti fue capaz de darle la vuelta a un 20-14 en contra. Se soltó al final. Pienso que este puede ser su año, ya es hora de que toque. Le veo muy tranquilo, relajado, con más confianza que otros años. No está obsesionado con ganar la txapela. En su última final estaba muy tenso. La presión es toda para Urriza, es el claro favorito. Ganarle mano a mano no es lo mismo que hacerlo ante otro rival», puntualiza el zaguero de Doneztebe, de 45 años, que está a punto de cumplir 21 temporadas como remontista profesional.

Arcelus, seleccionador nacional de pala, que ya tiene puesta su cabeza en el Mundial de Barcelona que tendrá lugar en octubre -«vamos a ir con todo»- puntualiza que «antes de que comenzase la liguilla, Urriza jugó ocho o diez partidos seguidos en pocos días, en frontón corto y largo. Llegó quemado, pero se ha recuperado muy bien. Lo mejor que tiene es la cabeza. ¿La clave? El saque será fundamental, es lo más importante mano a mano, pero también hay que aprovechar el resto y gestionar bien el frontis. No debe dejarle jugar a Uterga».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos