Pelota

Ezkurdia provoca un delirio sin premio

Ezkurdia celebra un tanto. /Eduardo Buxens
Ezkurdia celebra un tanto. / Eduardo Buxens

Tras dos tantos fabulosos del de Arbizu, Urrutikoetxea voltea un 17-18

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA

El Labrit también arde de pasión los domingos. No es indispensable que sea sábado. Joseba Ezkurdia puso en ebulición el frontón con dos tantos fabulosos propios de un portento físico y resueltos con maestría. Dos tantos que permitieron a su pareja colocarse por delante en el marcador por primera vez en el partido.

El 17-17 llegó tras devolver una pelota casi imposible en el ancho, correr atrás para proteger la espalda de un Ladis Galarza vendido y defenderse de aire con fiereza. No conforme con ello, terminó con un voleón al txoko que ejerció de muelle para poner en pie al público. Uno de los tantos del año la víspera de decir adiós a 2018.

El delirio provocado por Ezkurdia vivió un segundo capítulo a continuación. También le tocó defender. Llegó lanzándose en plancha a una parada al txoko matemática de Urrutikoetxea y contraatacó desde el suelo con una dejada de zurda en el mismo sitio que, tumbado, le obligó a girar el cuerpo para que la pelota no le tocara. El éxtasis. Una ovación acompañó al de Arbizu camino del vestuario, donde entraron los cuatro protagonistas tras el 17-18 para llevar a cabo el segundo descanso obligatorio.

Los azules mandaban por fin en el electrónico después de ir casi una hora por detrás y levantar un 17-13. Sin embargo, les faltaba cerrar la faena. Aretxabaleta no gozaba de derecha y dejaba mucha pelota a placer. Pero Urrutikoetxea, en la excelente línea exhibida una semana antes en Lekeitio pese a la derrota con Larunbe, no estaba por la labor de facilitar el triunfo a los adversarios.

El de Zaratamo se armó de valor, pegada, determinación y habilidad para voltear un tanteador que se le había complicado a última hora. Ezkurdia falló un gancho que supuso el 18-18, pero el artífice de la remontada fue Urrutikoetxea con cuatro remates certeros: tres ganchos y una parada en el txoko que cerró el apasionante duelo.

Despliegue de poderío

Ezkurdia asombró al Labrit, pero regresó a Arbizu sin victoria y sin punto en un partido extraordinario de ambos delanteros. ¡Vaya despliegue! Lo mismo de poderío que de juego y personalidad. Protagonizaron un toma y daca intenso, emocionante. Ezkurdia ahuyentó sus dudas iniciales para alcanzar un nivel extraordinario. Urrutikoetxea tuvo la capacidad de elevar en la recta final un tono alto de principio a fin.

Sus zagueros, sin llegar a desentonar del todo, jugaron bastante por debajo de esa cota. Aretxabaleta, de regreso a la competición después de tres semanas de ausencia, flojeó de derecha y pegó bastantes pelotazos que llegaron sin altura al frontis, pero tuvo la virtud de perder solo dos tantos. Eso también suma. Ladis Galarza pegó más que su oponente en la zaga e imprimió velocidad al juego, a veces sin control. Sin embargo, erró más, dejó sin responder tres saques y sus entregadas al resto propiciaron cuatro acciones de saque-remate del delantero rival.

La victoria por 22-18 permite a Urrutikoetxea y Aretxabaleta abandonar la cola, incorporarse al grupo de cuatro parejas con dos puntos y ponerse a uno del cuarto puesto. La clasificación se aprieta y el Campeonato de Parejas sigue muy vivo.

Clasificación

1
Irribarria-Zabaleta, 4 p. (+24)
2
Elezkano II-Rezusta, 4 p. (+23)
3
Olaizola II-Albisu, 4 p. (+12)
4
Artola-Mariezkurrena II, 3 p. (-7)
5
Ezkurdia-Galarza, 2 p. (-4)
6
Altuna III-Martija, 2 p. (-6)
7
Urrutikoetxea-Aretxabaleta, 2 p. (-13)
8
Bengoetxea VI-Imaz, 2 p. (-19)