Pelota

Urriza pierde el cartel de imbatible

Urriza observa un pelotazo de Uterga ayer en Galarreta. / MÓNICA RIVERO
Urriza observa un pelotazo de Uterga ayer en Galarreta. / MÓNICA RIVERO

Uterga sorprende al campeón individual en el partido inaugural de la liguilla de semifinales

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA SAN SEBASTIÁN.

Javier Urriza ha perdido a las primeras de cambio el cartel de imbatible que llevaba colgado del cuello desde hace tiempo. Xanti Uterga se encargó de soltárselo en el partido inaugural de la liguilla de semifinales del Torneo Kutxabank, ayer en Galarreta. El alcalde de Doneztebe, rehecho de un 20-14 inquietante para sus intereses, sorprendió 27-30 al pentacampeón individual e inyecta a la competición un chute de interés, condición que parecía agotada ante el dominio aplastante del expalista de Pamplona en recientes ediciones.

27 URRIZA

30 UTERGA

Tiempo de juego:
69 minutos y 53 segundos.
Pelotazos a buena:
206.
Tantos de saque:
Urriza, 3. Uterga, 5.
Faltas de saque:
Urriza, 4. Uterga, 0.
Tantos en juego:
Urriza, 18. Uterga, 19.
Tantos perdidos:
Urriza, 2. Uterga, 6.
Marcador:
0-1, 1-1, 1-2, 4-2, 4-4, 6-4, 6-5, 9-5, 9-7, 10-7, 10-8, 11-8, 11-10, 13-10, 13-11, 15-11, 15-12, 16-12, 16-13, 17-13, 17-14, 20-14, 20-20, 21-20, 21-21, 23-21, 23-27, 25-27, 25-29, 27-29 y 27-30.
Momios de salida:
100 a 40 a favor de Javier Urriza.
Botilleros:
el expalista Seve Arcelus acompañó a Javier Urriza, mientras que el remontista Etxeberria III acompañó a Xanti Uterga.
Clasificación de la liguilla de semifinales:
1. Uterga, 4 p. (1); 2. Urriza, 2 p. (1); 3. Barrenetxea IV y Endika, 0 p. (0).

Cuatro faltas de saque pesaron como una losa tanto en el desenlace como en el juego de un Urriza que, curiosamente, cruzó bien sus disparos durante la primera decena. Su capítulo de tantos de saque se cerró en el 13-10 con tres. Cometió la primera falta en el siguiente, el 13-11, y la segunda en el 16-13. Iba por delante, pero no volvió a sacar igual.

Sus envíos perdieron dirección, fuerza, confianza y seguridad. Uterga respiró como restador. Pese a ello, el defensor de la txapela cobró una ventaja de seis tantos en el 20-14, la máxima de la que dispuso. Lucía recursos para compensar la confusión con el saque.

Era el momento de rematar a Uterga. Sucedió justo lo contrario. «Mi saque, por contra, ha mejorado en la segunda parte», señaló el de Doneztebe. «He puesto en juego las dos pelotas más bajas que había. Me entraban fenomenal en la cesta y he empezado a cruzar mis saques. Tocaban la pared izquierda y caían abajo». Neutralizó las acciones al resto de Urriza.

Empató a 20. Después, ayudado por tres tantos consecutivos de saque, volteó el 23-21 para adelantarse 23-27. Resistió los intentos de un Urriza al que el saque traicionó dos veces más tras aproximarse a dos (25-27). Dos nuevas faltas, una en el 25-28 y otra en el definitivo 27-30, discutida por el pelotari pero bien tomada por el juez. Las cuatro botaron cortas.

Golpe en el brazo

Es difícil evaluar hasta qué punto pudo repercutir en el rendimiento de Urriza un fuerte golpe en el brazo derecho sufrido contra la red metálica al golpear una pelota desde las tablas de la contracancha nada más empezar el choque. Su botillero, Seve Arcelus, le atendió y apuntó más tarde que «se lo ha dejado un poco dormido». El protagonista restó importancia al incidente antes de reconocer que «se sintió sin chispa. Pero aquí todos juegan. Xanti lo ha hecho bien».

Uterga es un rematador nato y aprovechó su técnica para manejar el peloteo. Arriesgó cuando vio la oportunidad, tal y como exige su juego. También reboteó de revés con solvencia, aunque se le escaparon dos o tres pelotas a la contracancha. Juega a poner la pelota, siempre con intención, no a reventarla.

Uterga suma cuatro puntos con el triunfo y Urriza, dos gracias a que llegó a 27. El mejor botín que puede llevarse un perdedor. Todavía tiene mucho que decir en el individual.

 

Fotos

Vídeos