Pelota

Rezusta, a por la cuarta consecutiva

Danel Elezkano y Beñat Rezusta, en el Atano III. / LOBO ALTUNA
Danel Elezkano y Beñat Rezusta, en el Atano III. / LOBO ALTUNA

Si vence mañana en el Atano III, se equiparará a Retegi II y Fernando Arretxe. Antxon Maiz encadenó entre 1978 y 1984 seis finales seguidas de las que ganó cuatro y perdió dos

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA SAN SEBASTIÁN.

Beñat Rezusta está a una victoria de una marca que pocos pelotaris han conseguido en la historia del Campeonato de Parejas. Si gana el partido de mañana en el Atano III de Donostia con Elezkano II frente a Altuna III y Martija, el zurdo de Bergara se convertirá en el cuarto pelotari que encadena cuatro finales consecutivas tras Antxon Maiz, que llegó a seis en su momento, Julián Retegi y Fernando Arretxe. Tres nombres importantes.

De momento, Rezusta ha enlazado tres entre 2016 y 2018, cifra que le equipara nada menos que a Pampi Laduche (1987-89), Juan Martínez de Irujo (2004-06) y Xala (2010-12). Son pocos, de lo cual se deduce que no es fácil mantener semejante regularidad en esta competición.

Beñat Rezusta tampoco «da vueltas» a la posibilidad de disputar cuatro finales seguidas del Campeonato de Parejas. «Es una bonita oportunidad. Intentaremos jugar bien y aprovecharla. Veremos cuáles son las sensaciones el día del partido».

El de Bergara cayó en dos finales con Irujo y Elezkano II, y ganó una con Irribarria

Quizá no se le ha visto con la chispa de hace dos o tres temporadas. Rezusta hace otra lectura de esas situaciones. «A lo largo de un campeonato es importante sacar adelante esos partidos en los que no te encuentras tan cómodo como en otros. Cuando no tienes el día, hay que trabajar a tope». Esa fórmula funciona en los torneos largos y de fondo como el Parejas.

Después de estrenarse como titular un año antes, 2015, con Julen Retegi de delantero, Beñat Rezusta alcanzó su primera final en 2016 en compañía de Juan Martínez de Irujo. La fractura en un dedo de la mano derecha del genial pelotari de Ibero obligó a suspender el encuentro cuando Olaizola II y Urrutikoetxea vencían 16-10 en el Bizkaia de Bilbao. El zaguero de Bergara se sacó la espina en la siguiente edición, 2017, al imponerse con Irribarria en el mismo frontón. Batieron 22-14 a Bengoetxea VI y Larunbe en la pugna por las txapelas. El pasado año, 2018, Rezusta cedió el cetro al caer 22-9 en su tercera final, acompañado de Elezkano II frente a Ezkurdia y Zabaleta.

Tres victorias y una derrota

Hay que remontarse veinticinco años para encontrar al último manista que llegó a cuatro finales seguidas en este torneo. Fernando Arretxe fue capaz entre 1991 y 1995. Ganó tres y perdió una. Se caló la txapela con Retegi II (1991), Vergara II (1992) y Titín III (1994), mientras que debió conformarse con el subcampeonato acompañado del propio Titín en 1993, año en el que se organizaron dos campeonatos, el de Asegarce por un lado -Arretxe intervino en él- y el de Unidas-Reur por otro, ganado por Etxaniz-Ceceaga.

También las cuatro finales seguidas de Retegi II corresponden a aquella época. El legendario manista de Eratsun también ganó tres -junto a Errandonea en 1988 y 1990, y con Arretxe en 1991- y perdió una -con el propio Fernando Arretxe en 1989-.

Al frente de este ránking figura bien destacado Antxon Maiz, finalista en seis ediciones una detrás de otra. La hegemonía del gigante de Arantza coincide con los años en los que se retomó el Campeonato de Parejas, a partir de 1978. Se impuso con Elías Pierola en 1978, cayó con el propio zahorí en 1979, recuperó el trono con Roberto García Ariño, lo cedió junto al de Axpe y, a continuación, selló dos triunfos con Bengoetxea IV. Esas seis finales tuvieron como sede el frontón Anoeta, en la actualidad Atano III.