Campeonato de Parejas

Primer punto para Bengoetxea VI y Ander Imaz (22-10)

Primer punto para Bengoetxea VI y Ander Imaz (22-10)

Abandonan los puestos de cola tras deshacerse de Urrutikoetxea e Ibai Zabala

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETATolosa

Bien los ganadores y mal los perdedores. Esta frase ayuda a comprender la victoria de Bengoetxea VI y Ander Imaz por un contendente 22-10 sobre Urrutikoetxea e Ibai Zabala, recambio del herido Aretxabaleta, este jueves en el Beotibar de Tolosa. Su primer punto reconforta al delantero de Leitza y al zaguero de Oiartzun, superados en las dos jornadas anteriores. Respiran. Urrutikoetxea, en cambio, sigue con el casillero a cero. Empezar con tres derrotas consecutivas compromete su futuro en el presente Campeonato de Parejas. Nunca es fácil ganar siete partidos de once. Es lo que tiene por delante. Además, transmite un punto de desesperación.

Como siempre en estos casos, resulta engorroso discernir cuánto pesó en el desarrollo del juego la buena actuación de unos y cuánto influyó la mala de otros. Tras dos intentos fallidos, Bengoetxea VI y Ander Imaz encontraron a la tercera la posibilidad de desplegar su identidad como pareja. Rocosos, defendiendo con uñas y dientes cada tanto, listos para arropar al compañero si la ocasión lo requería, certero en los remates Oinatz, llevaron las riendas del peloteo. El leitzarra también recurrió a los amagos para dejar pelota servida en el tres y el cuatro al oiartzuarra, quien aprovechó para arrimar a la pared izquierda y castigar la zurda de Ibai Zabala, su punto débil.

Ander Imaz demostró mejoría después de un inicio de torneo complejo porque salía de un problema de manos que le había impedido jugar e incluso entrenarse en condiciones durante los dos meses anteriores. Volvió a ser ese pelotari intenso, competitivo y tenaz al que nos ha acostumbrado desde que dio el salto.

Ahora bien, sucede que enfrente no existió una resistencia real. El inicio, en el que Urrutikoetxea e Ibai Zabala se vieron distanciados 5-0 y 9-3, mermó todavía más la moral de la pareja vizcaína. El zaguero berriztarra no pudo sacudirse el dominio, la pelota le salió lenta de la derecha y entregó mucho. El papel de suplente le vino ancho en esta ocasión.

De todas maneras, preocupan más a medio plazo las intermitencias de Urrutikoetxea. Jugó a arreones. Eso sí, pasajeros porque le faltó continuidad. Restó bien de sotamano los saques de Bengoetxea VI, pero apenas utilizó ese golpe para variar la dirección del juego. No tomó el mando como cabe exigir a un pelotari que ha sido campeón del Manomanista y del Cuatro y Medio, aspirante serio a tomar un relevo duradero de Aimar Olaizola como número uno de Asegarce.

La chapa fue su tercer rival. La mala suerte le persigue en el Campeonato de Parejas en forma de lesiones de sus zagueros. Estos dos últimos años le ha tocado jugar más partidos en compañía de suplentes que de titulares. También puede haber hecho mella en su moral la remontada sufrida el primer día contra Olaizola II y Albisu, que le levantaron un 12-20 en el Labrit. Sin embargo, le corresponde plantar cara a estas adversidades y mantener vivas estas combinaciones en la medida de lo posible. El Atano III de Donostia, el domingo de la próxima semana, será su siguiente estación.

Clasificación:

1. Artola II-Mariezkurrena II, 2 p.

2. Olaizola II-Albisu, 2 p.

3. Altuna III-Martija, 2 p.

4. Elezkano II-Rezusta, 1 p.

5. Irribarria-Zabaleta, 1 p.

6. Bengoetxea VI-Imaz, 1 p.

7. Urrutikoetxea-Aretxabaleta, 0 p.

8. Ezkurdia-Galarza, 0 p.

 

Fotos

Vídeos