Pelota

La posible revancha de la final apunta al Atano III

Irribarria tiene en la volea una de sus mejores armas. / ARIZMENDI
Irribarria tiene en la volea una de sus mejores armas. / ARIZMENDI

Barajan un Irribarria-Urrutikoetxea a finales de agosto | Descartado Vitoria con ocasión de La Blanca, el escenario elegido sería Donostia si Baiko y Aspe deciden dar el paso

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

La revancha de la final manomanista acostumbra a ser uno de los platos fuertes del menú veraniego de la pelota profesional. El aficionado agradecería ver de nuevo enfrentados a Iker Irribarria, el campeón, y Mikel Urrutikoetxea, el subcampeón. Más después del sabroso partido por la txapela que ofrecieron hace ya casi dos meses en el Bizkaia de Bilbao.

La feria de Vitoria ha albergado las tres últimas revanchas de las finales manomanistas, desde 2016 a 2018. Sin embargo, el Ogueta se quedará este año sin ese duelo ya que las dos semifinales del torneo de parejas y la final compondrán la oferta de una feria de La Blanca que se presenta mañana en Gasteiz.

Sin embargo, Baiko y Aspe no renuncian a ese partido. Está sobre la mesa la posibilidad de montar la revancha dentro de la feria de Donostia, asignada a la última semana de agosto. El Irribarria-Urrutikoetxea apunta hacia el Atano III, aunque las dos partes son conscientes de que lo cargado del calendario y los problemas en la zurda que arrastra el de Zaratamo suponen un obstáculo notable para las empresas.

De hecho, continúan en el aire las fechas definitivas del Torneo Ciudad de San Sebastián, incluido en la feria del Atano III. La posible coincidencia con el derbi Athletic-Real Sociedad de la tercera jornada de Liga provoca incertidumbre entre los responsables de Aspe y Baiko. Anunciado en primera instancia para el viernes 30 de agosto a las 22.00 horas, la Federación Española ha anunciado esta semana que tendrá lugar el sábado 31, un día después, a las 20.45. La fecha definitiva está pendiente de las medidas cautelares que instancias judiciales adoptarán al respecto dentro de unos días.

Las empresas quieren evitar la coincidencia del partido de fútbol con la final u otro festival en el Atano III. Entienden que restaría afluencia de público. Para ello deberían liberarse de alguno de los compromisos televisivos con Euskal Telebista que les obligan a dar pelota la noche del viernes y la tarde del sábado.

Si el Athletic-Real se jugara el viernes, los empresarios preferirían programar la final del Torneo Ciudad de San Sebastián el sábado. O a la inversa. Si el choque de San Mamés se trasladara al sábado, su opción prioritaria sería la noche del viernes. Mientras tanto, mantienen un compás de espera.

En cuanto a la hipotética revancha de la final manomanista entre Irribarria y Urrutikoetxea, está por ver si se enmarcaría dentro de un Desafío del Txakoli con las tres modalidades en juego o adquiriría un papel preferencial al lado de dos partidos de parejas. Tampoco está claro si abriría la feria el lunes 26 de agosto o se intercalaría entre las dos semifinales y la final, quizá el jueves 29.

De momento, esta idea no ha pasado de un borrador que necesita tomar cuerpo.