Pelota

Pitos inexplicables a Olaizola II en sus primeros saques

Aimar Olaizola escuchó pitos al dirigirse a ejecutar el saque en los primeros tantos. No es la primera vez que le ocurre en el Labrit. No fueron generalizados, pero sí lo suficientemente fuertes para dejarse sentir. Partieron de pequeños grupos de espectadores. Los silbidos se apagaron cuando Irribarria cogió el saque y remontó al 11-5 con la ayuda de Martija. Es inexplicable lo que le sucede al delantero de Goizueta en el frontón de la capital navarra, donde ha mantenido un comportamiento intachable y ha ofrecido verdaderas exhibiciones a lo largo de su extensa y exitosa trayectoria.