«Cada vez se tiene menos paciencia con los jóvenes, no solo en la pelota»

Barriola considera que «hoy en día cada vez se tiene menos paciencia con los jóvenes, no solo en la pelota sino en todos los ámbitos de la vida. Se buscan resultados inmediatos y no me parece bien, pero las cosas están así. Cuando debuté, los veteranos decían que un zaguero no llegaba a la plenitud física hasta los 25, 26 o 27 años para rendir al máximo nivel. La mayor fuente de ingresos de las empresas era la apuesta y se valoraba mucho que el pelotari fuese seguro. Ahora, en cambio, prima la espectacularidad, quieren caras nuevas. Si con 23 años no hay rendimiento te mandan a casa. Eso no está bien».