Pelota

Olaizola II y Albisu ganan el Donostia Hiria (22-18)

Los ganadores alzan la copa. /Pedro Martínez.
Los ganadores alzan la copa. / Pedro Martínez.

Superan a Artola y Ander Imaz en una dura final de 693 pelotazos

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA

Queda un trabajo por hacer en los frontones antes de que Aimar Olaizola diga basta y decida poner fin a su carrera como pelotari. Faltan dos meses y medio para que cumpla 40 años y tiene contrato con Baiko hasta diciembre de 2020. El propio delantero de Goizueta ha llegado a comentar que no será este el último que firma. Depare lo que depare el futuro, toca moverse antes de que sea tarde: guarden en formol ese gancho y guárdenlo en algún lugar seguro. Si no es en un museo de pelota, en un laboratorio.

Firmó siete tantos de gancho, tres de ellos consecutivos del 4-3 al 6-3, en la tacada de nueve tantos que permitió a los colorados cobrar en el electrónico una ventaja de seis, 9-3, que supieron administrar después. Olaizola II anticipa la jugada. Corre al uno en busca de la pelota que cae baja del frontis para cruzarla a la perfección. Se anticipa. Eso se aprende, sí, pero también se trae de fábrica. También recurrió al gancho primero con 15-13 y después con 18-16, cuando los azules apretaban y la situación requería frenar el ímpetu rival.

Superada la lesión de cuádriceps que le apartó del Campeonato de Parejas y le tuvo parte del invierno y casi toda la primavera alejado de las canchas, aquel pelotari capaz de variar los derroteros del peloteo ha dejado paso a un delantero con la caña siempre lista. Por si acaso, no le dejen pelota servida. Resuelve rápido. También estiró su cuerpo en el ancho para responder a zarpazos de zurda de Artola. Su facilidad para defender el txoko sigue presente. Con las espaldas bien cubiertas, los resultados han vuelto y suma ya dos torneos en agosto: uno por equipos, el Bizkaia, y otro por parejas, el Donostia Hiria.

22 Olaizola II-Albisu

18 Artola-Ander Imaz

Tiempo de juego:
75 minutos y 36 segundos.
Pelotazos a buena:
693.
Tantos de saque:
Olaizola II, 0. Artola, 1
Faltas de saque:
Olaizola II, 0. Artola, 0.
Tantos en juego:
Olaizola II, 10. Albisu, 1. Artola, 6. Ander Imaz, 1.
Tantos perdidos:
Olaizola II, 5. Albisu, 5. Artola, 6. Ander Imaz, 5.
Marcador:
0-3, 9-3, 9-5, 10-5, 10-6, 11-6, 11-9, 14-9, 14-11, 15-11, 15-13, 16-13, 16-15, 18-15, 18-16, 19-16, 19-17, 20-17, 20-18 y 22-18.
Memorial Salvidea al mejor pelotari:
Ander Imaz.
Momios de salida:
100 a 70 a favor de Olaizola II y Albisu.
Balance entre empresas
Aspe ha podido 4-3 con Baiko en los duelos directos entre parejas de las dos empresas, pero la promotora vizcaína se lleva el torneo.
Incidencias
calor en el Atano III de Donostia, que registró media entrada con 684 espectadores. La feria no ha cumplido expectativas en cuanto a público. La mejor asistencia correspondió al primer día: 736.

Es la quinta victoria de Aimar Olaizola en el Donostia Hiria a lo largo de su dilatada carrera. Obtuvo la primera en 1999 a los 19 años, acompañado por Aitor Elkoro. Veinte temporadas después sigue en la brecha y lleva dos consecutivas. Este sábado se adjudicó el triunfo con Jon Ander Albisu al superar 22-18 en la final a Artola y Ander Imaz, que opusieron una férrea resistencia hasta el último de los 693 pelotazos a buena que dieron en algo más de una hora y cuarto de juego.

Este verano ya van unos cuantos encuentros de estos, de máxima exigencia desde el punto de vista físico. Se dieron una paliza, agradecida por el público con una ovación dirigida a los cuatro protagonistas. El material se gastó. Los intendentes llegaron a sentir cierto temor al principio de la final porque una pelota iba mucho. Pero no. La tendencia hacia un material bajo volvió a quedar patente sobre la cancha.

Doble lectura

La lectura es doble. Si nos guiamos por la reacción final del público, toca reconocer que la gente salió contenta del frontón. Ahora bien, también gusta que la pelota pegue mordiscos en lugar de soltar arañazos cuando el pelotari con poder pone fuerza y velocidad. Hay pelotaris que acusan este trote. Otros, como Albisu, se han venido arriba con el paso de los partidos. Nunca llueve a gusto de todos.

Ander Imaz corrigió un inicio preocupante -llevaba perdidos cuatro tantos para el 10-5- para completar otro compromiso sólido. Después le contabilizamos solo una pelota fallada de zurda en el 14-9. No concedió nada a partir de ese momento.

Iñaki Artola tardó en estrenar su casillero rematador, estrenado en el 11-8. Puso toda la carne en el asador, trató de castigar a los contrarios a base de velocidad. No estuvo tan fino a la hora de jugársela en el remate y pagó caras las tres pelotas perdidas en los últimos compases ante un Olaizola II y un Albisu que concedieron lo justo. Nada más.

Las notas

  • 7

Olaizola II. Decisivo. Tres remates a la chapa quedan en anécdota cuando sumas diez tantos de remate, incluidos siete ganchos.

  • 7

Albisu. Incansable. Lleva el mando del peloteo y castiga atrás con autoridad. Llega al txoko para defender. Cinco errores le impiden subir la nota.

  • 6

Artola. Falto de remate. Tres errores en la última recta, a partir del 20-17, pesan en el desenlace. Trabajo a destajo

  • 7

Ander Imaz. Tenaz. Comienzo flojo con cuatro pelotas falladas para el 10-5. Corrige y se convierte en una máquina de devolver pelotas. Hasta las más

Más