Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades
Pelota

El material acaba con la calma

Martija, Altuna III, Olaizola II y Albisu muestran las pelotas ayer en el Bizkaia de Bilbao tras la elección de material./JUAN ECHEVERRIA
Martija, Altuna III, Olaizola II y Albisu muestran las pelotas ayer en el Bizkaia de Bilbao tras la elección de material. / JUAN ECHEVERRIA

Altuna III y Bengoetxea VI, disconformes con lo que había en el cestaño | El amezketarra calificó de «balón» una de las pelotas de Olaizola II y Albisu y al leitzarra no le gustó la «viveza» del lote de Irribarria y Zabaleta

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Después de ocho jornadas de calma en el Campeonato de Parejas con respecto al material, ayer saltó la liebre. Y lo hizo por partida doble. Primero fueron Altuna III y Martija en el Bizkaia de Bilbao. Después, Bengoetxea VI en el Astelena de Eibar. Las quejas forman parte de la historia de la pelota. Son algo cíclico. Le dan bixigarri a los partidos, aumentan su interés. Los pelotazales más veteranos se acuerdan aún de las pelotas cuadradas de Oskar Lasa, que botaban hacia adelante, de los troncomóviles de Fernando Goñi o de las sonadas pugnas con el cestaño entre Irujo y Olaizola. Los tiempos han cambiado, la pelota también, pero eso no quiere decir que vayan a desaparecer. Solo hace falta que alguien, con mayor o menor peso en cada empresa, avive la llama para que se produzca el incendio.

 

Fotos