Torneo Bankoa

Victoria y txuleta para Ekain Lizeaga en el Ederrena de Urretxu

Ekain Lizeaga arma el brazo para golpear de derecha. /José Mari López
Ekain Lizeaga arma el brazo para golpear de derecha. / José Mari López

Hormaetxe y el zaguero de Astigarraga pasan a octavos en promesas y García y Alduntzin hacen lo propio en sénior

DV

Ekain Lizeaga se fue de Urretxu más contento que unas castañuelas. El zaguero de Astigarraga, que tiene firmado un precontrato con Baiko al igual que su hermano Eñaut, accedió a la siguiente ronda del Torneo Bankoa Crédit Agricole-EL DIARIO VASCO al ganar en el Ederrena con Hormaetxe en categoría promesas a Goikoetxea e Ibáñez por 7-22. Y además se llevó a casa una txuleta donada por la carnicería Ata al mejor pelotari del festival. Dos pájaros de un tiro. Tampoco encontraron mucha oposición García y Alduntzin en sénior. Su victoria ante Alberdi y Balerdi no admite discusión (22-11).

Hormaetxe y Lizeaga fueron superiores, cada uno en su parcela, y lograron con justicia el billete a la ronda de octavos de final. Igoa y Ganboa les esperan el jueves 31 en el Amazabal de Leitza. El astigartarra hizo valer el poder de su derecha para superar a Ibáñez, que apenas pudo mostrar la suya. El najerino estuvo siempre dominado. Y, por si fuera poco, Hormaetxe se mostró muy decidido a la hora de entrar al remate. Le dio velocidad con la derecha y tocó muy bien la pelota. La diferencia entre ambas parejas estuvo en la pegada. Desnivelaron la balanza cuando cargaron el juego atrás. Goikoetxea fue quizás el más flojo de todos.

Hubo igualdad al principio, los tantos fueron peloteados, pero a partir del 5-6 -a esas alturas de partido se habían dado 120 pelotazos a buena- la decoración cambió por completo cuando se asentaron los a la postre vencedores.

En sénior tampoco hubo paridad. Los navarros García y Alduntzin pasaron por encima de Alberdi y Balerdi. Demostraron estar más hechos que los guipuzcoanos. A este nivel forman una pareja muy sólida. No necesitan hacer alardes. El zaguero antzuolarra Balerdi aguantó hasta mitad de partido y luego se le acumuló el trabajo. Sufrió en la pared izquierda porque Alduntzin dominaba a base de arrimar la pelota e insistir. El zizurkildarra Alberdi es habilidoso, pero le faltó pegada para ayudar a su zaguero y equilibrar las fuerzas. Sus ganchos apenas hacían daño a García, que puso muy atrás la pelota con la zurda tras coger altura en el frontis. El tanto más duro fue el 4-2, en el que se cruzaron a buena 51 pelotazos. Después, todo fue más fácil para García y Alduntzin, que permitieron a sus rivales maquillar el resultado tras el 18-7. Se medirán en Leitza a Mata y Sarasa.

22 García-Alduntzin

11 Alberdi-Balerdi

Tiempo de juego:
45 minutos y 36 segundos.
Pelotazos a buena:
380.
Tantos de saque:
García, 0. Alberdi, 3.
Faltas de saque:
García, 0. Alberdi, 0.
Tantos en juego:
García, 7. Alduntzin, 4. Alberdi, 3. Balerdi, 0.
Tantos perdidos:
García, 1. Alduntzin, 4. Alberdi, 2. Balerdi, 9.
Marcador:
0-1, 1-1, 1-2, 7-2, 7-3, 8-3, 8-5, 14-5, 14-7, 18-7, 18-11 y 22-11.
Incidencias:
Koldo Aldezabal, director de las oficinas de Bankoa Crédit Agricole en Zumarraga y Beasain, lanzó la chapa.