TORNEO BANKOA-DV

Eneko Labaka apadrina zagueros

Eneko Labaka festeja una de sus dos victorias absolutas en el Torneo Bankoa Crédit Agricole-DV. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Eneko Labaka festeja una de sus dos victorias absolutas en el Torneo Bankoa Crédit Agricole-DV. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Ganador de las dos últimas ediciones, el sábado jugará por primera vez en el Astelena de Eibar

J. L. SAN SEBASTIÁN.

Eneko Labaka (Albiztur, 24 años) es un clásico del Torneo Bankoa Crédit Agricole-EL DIARIO VASCO. Presente en tres finales y ganador de las dos últimas, el sábado a partir de las 16.30 horas en el Astelena de Eibar tiene la oportunidad de obtener el billete para la cuarta y de seguir adelante en su intento de ser el primer pelotari en cosechar tres txapelas consecutivas y de empatar con Yoldi al frente de ese ranking con tres entorchados. Jugará con Uriondo frente a Zubizarreta y Otadui, «una pareja sólida formada por dos pelotaris que fallan poco» según el delantero albizturdarra.

«Hay unos torneos a los que acudes más motivado y este es uno de ellos», confiesa Eneko Labaka. «Tiene nombre y siempre me gusta llegar bien preparado. Y me ha ido bien. He tenido buenas actuaciones y también suerte. El año pasado, por ejemplo, ganamos 22-21 la semifinal de Zarautz. La fortuna también cuenta».

«He jugado mis tres finales en el frontón de Zumarraga... y con dos colores distintos. En la primera, la que perdí con Aizpitarte, era verde. Las dos siguientes fueron ya con el otro color, el granate».

Paradojas. Los dos zagueros con los que ganó el torneo dieron a continuación el salto a profesional, Iñigo Martinez con Aspe y Iosu Eskiroz con Asegarce. «Veremos si pasa lo mismo con Uriondo. Tampoco sería mala señal para mí. Primero, de todas maneras, tenemos que hacer frente a una semifinal muy difícil en la que nos tocará trabajar mucho».

El posible salto a profesional tampoco obsesiona a Eneko Labaka. «Antes me pasaba más por la cabeza. Todos los que jugamos a pelota tenemos esa ilusión. No se puede negar. Pero al final asimilas tu propia situación». Actualmente compagina su puesto de trabajo en la cooperativa Irizar con la pelota como amateur. «Llevo tres años así y estoy muy contento. Mi horario laboral es por las mañanas y puedo entrenarme por las tardes. Tengo esa ventaja. También hago de monitor con los niños de Albiztur un día a la semana. Al final, tomas otro camino. Estoy muy contento».

La semifinal del sábado presenta otro aliciente para Eneko Labaka. «Es la primera vez que voy a jugar en el Astelena. Ni siquiera he ensayado nunca en ese frontón. Tiene nombre y historia, es habitual para los profesionales y me hace ilusión».

La compañía de Uriondo también ha sido novedosa para el delantero de Albiztur. «Hasta este torneo solo habíamos disputado un partido juntos. Fue en Zaldibar, en fiestas, y por casualidad. Falló un pelotari y me llamaron para sustituirle. Conectamos bien. Es natural, habla mucho con el compañero... En la eliminatoria de cuartos de final, en Urretxu, fue el mejor de los cuatro. Marcó diferencias».

Duelo con Zubizarreta

Confiesa Eneko Labaka que «ese día no acerté en el remate. Estuve mejor en defensa, pero no aproveché las oportunidades para acabar el tanto. He estado mejor de juego que ahora. Hay rachas. Pero eso no sirve de excusa».

Conoce bien a su oponente directo. «Recientemente me ha tocado enfrentarme a Zubizarreta en bastantes ocasiones. La última fue en el Campeonato de Gipuzkoa y nos ganaron. Toca la revancha. Iraitz es bueno al contraataque, defiende muy bien y si el zaguero domina, acaba rápido».

Estos dos delanteros ya coincidieron en la final de la pasada edición del Torneo Bankoa Crédit Agricole-DV, lo que atestigua la talla de la semifinal de este sábado en Eibar. «Además, por la edad, es mi última participación», recuerda Eneko Labaka. No quiere dejar escapar la ocasión.

 

Fotos

Vídeos