Irusta, el motorista que también juega a pelota

Aitor Irusta arma el brazo para golpear de derecha. /
Aitor Irusta arma el brazo para golpear de derecha.

El zaguero de Munitibar jugó de delantero hasta cadete y se ha entrenado con los pelotaris de Aspe en Eibar varias veces

E.E. SAN SEBASTIÁN.

Aitor Irusta está ansioso por saber lo que se siente al ganar la txapela del torneo Bankoa Credit Agricole-EL DIARIO VASCO. Deberá esperar hasta el martes en Zumarraga y derrotar con Irribarria en la final senior a Eneko Labaka y Aizpitarte. Nació en Munitibar hace 22 años, mide 1,90 y pesa 91 kilogramos. Todo un pavo. Su primer contacto con la pelota llegó a los seis años. «Me apunté a la escuela de pelota del pueblo por medio de un amigo. Yo no quería hacerlo, prefería seguir andando en moto. Me la habían regalado y estaba todo el día dando vueltas. Mi ídolo era Simoncelli, que murió. Ahora, Rossi».

Tuvo que elegir en su día entre la moto y la pelota y se decantó por el frontón. Es zaguero «pero hasta cadete de primer año jugaba de delantero. Atacando era bueno, pero me costaba mucho defender». Sus primeros pelotazos los dio en su localidad, pero luego jugó para el club Gernika y ahora forma parte de la escuela Lei Artibai. «Funciona bastante bien. Hay bastante gente y chicas jugando a pala», afirma.

No es un cualquiera. Este año se ha proclamado campeón del Interpueblos de Bizkaia y ganó también el Dinastía Etxabe con Eneko Labaka, su rival en la final del martes. También ha sido finalista del Biharko Izarrak con Santxo. Perdieron ante Altuna y Urruzola, ambos ahora profesionales con Aspe. Irusta quiere seguir sus pasos. Ha sido llamado varias veces por Jokin Etxaniz para entrenar con los pelotaris de la promotora eibarresa en el Astelena. La primera vez fue en febrero. «Me gustaría jugar algún día en profesionales, pero son ellos los que tienen que decidir si valgo o no. Que cuenten contigo para los entrenamientos ya es un paso importante», dice.

Tercera participación

Es su tercera participación en el torneo Bankoa Credit Agricole-EL DIARIO VASCO. «Debute en 2011 en promesas con Legorburu y perdimos en la primera eliminatoria. El año pasado jugué con Dorronsoro, ya como senior, pero no tuvimos suerte y perdimos la semifinal ante Artola y Peñas». Se define como «un zaguero al que le gusta darle a la pelota. Antes era también de pegar, pero también de fallar mucho. Ahora he aprendido a meter la pelota en el verde. Tengo una buena volea y suelo utilizarla a menudo. No se me ha olvidado desde los años que jugaba como delantero».

Ha completado un módulo de animación de tiempo libre y ahora está estudiando Educación Infantil. «Me gustan los críos y espero ser un buen profesor en el futuro». Como buen vizcaíno, es seguidor del Athletic. «Me gusta el fútbol y soy del Athletic. He ido a verles alguna vez a San Mamés cuando me dejan alguna tarjeta de socio», asegura. «Aunque esta semana he estado poco por el pueblo, la gente y los amigos no paran de darme ánimos», proclama.

Ahora ya sólo le queda ganar la final. «Ganar esta txapela podría servirme de trampolín, pero va a estar muy complicado. En mi primer partido jugué muy mal ante Dorronsoro y Sánchez en Idiazabal. Irribarria lo hizo prácticamente todo. Ahora he recuperado la confianza. No va a ser fácil ganar porque Aizpitarte es un zaguero que hace mucha buena y si no le rompes es capaz de seguir jugando todo el partido al mismo ritmo. Y por si fuera poco, Eneko Labaka es un delantero que termina rápido el tanto. Pero nosotros vamos a salir a por todas, también queremos ganar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos