Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades
Pelota

«Vestirme de blanco ya es mucho»

Mikel Larunbe muestra sus manos ayer en el Atano III de Donostia tras la elección de material./MICHELENA
Mikel Larunbe muestra sus manos ayer en el Atano III de Donostia tras la elección de material. / MICHELENA

Larunbe reaparece el domingo tras dos meses de baja por una fibrosis. El zaguero de Galdakao sustituye al lesionado Aretxabaleta y juega con Urrutikoetxea en el Atano ante Altuna III y Martija

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Son muchas las interrogantes que circulan por la cabeza de Mikel Larunbe a cuatro días de su estreno en el Campeonato de Parejas. El zaguero de Galdakao tuvo que renunciar por culpa de una fibrosis en la mano derecha. Arrastraba molestias desde agosto, pero la lesión en el dedo índice de Andoni Aretxabaleta le ha devuelto a la competición. Su vuelta a las canchas, después de dos meses en el dique seco, estaba anunciada para el sábado en el Labrit de Pamplona, pero finalmente tendrá lugar el domingo en el Atano III de Donostia cubriendo las espaldas de Mikel Urrutikoetxea. Sus rivales serán Altuna III y Martija. Palabras mayores.

 

Fotos