Pelota

Joseba Ezkurdia: «Estoy arriesgando bastante y cometo más fallos de lo habitual por jugar agresivo»

Joseba Ezkurdia, junto a Ladis Galarza, ayer en el Municipal de Mungia durante la elección de material./PEDRO URREISTI
Joseba Ezkurdia, junto a Ladis Galarza, ayer en el Municipal de Mungia durante la elección de material. / PEDRO URREISTI

El de Arbizu juega mañana en Mungia un partido a vida o muerte con Ladis Galarza ante Laso, recambio del lesionado Urrutikoetxea, y Aretxabaleta

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Joseba Ezkurdia afronta mañana en Mungia con Ladis Galarza un partido a vida o muerte contra Laso, sustituto de Urrutikoetxea, y Aretxabaleta. Ambos binomios cuentan con solo dos puntos en su casillero y una nueva derrota supondría decir prácticamente adiós a sus opciones de entrar en la liguilla de semifinales del Campeonato de Parejas

- ¿Ha habido algún problema en la elección de material?

- No, nosotros nos hemos quedado contentos con lo que había en el cestaño. Hemos separado pelotas fuertes y con gracia.

- ¿Qué tal el frontón de Mungia?

- Para los delanteros es un frontón complicado porque tiene mucha salida de frontis. Además, al ser de herramienta, el suelo se come la pelota y se gastan enseguida. Esperemos que aguanten el día del partido.

- ¿Había jugado antes allí?

- Sí, varias veces en el Cuatro y Medio Navarro y otras dos en el Parejas. Es un buen frontón, me gusta. Suele haber un gran ambiente, se llena siempre.

- Vayamos al grano, ¿qué les pasa en este campeonato?

- No estamos consiguiendo puntos. Quitando el partido que jugamos en Barcelona, en el resto hemos sido competitivos. Hemos tenido buenos momentos y otros muy buenos, pero la suerte no nos acompaña a la hora de decidir los partidos. Pienso que jugamos a buen nivel, dando la talla, pero se nos han escapado dos o tres puntos a última hora cuando estábamos en condición de ganar.

- ¿Eso es lo que más duele?

- Pues sí, ha habido partidos en los que hemos estado 18 iguales, también nos hemos quedado en 19. Si hubiésemos conseguido tres puntos más estaríamos ahora en la pelea con otras parejas. Es una pena, las cosas están muy difíciles, pero hay que seguir trabajando hasta el final.

- Se han complicado mucho las cosas...

- Sí, un montón porque solo tenemos dos puntos y el cuarto clasificado está con cinco. Ahora mismo nuestra idea es estar concentrados para el partido de Mungia, intentar ganar el punto y luego ya se verá. No nos queda otra que ir partido a partido porque ya no hay margen de error.

- ¿Es el de Mungia un partido a vida o muerte?

- Mas o menos. Sabemos que aun ganando nuestras opciones de entrar en la liguilla de semifinales son remotas. Lo tenemos casi imposible, pero debemos olvidarnos de la clasificación y centrarnos únicamente en lo que se suceda en la cancha. Somos profesionales y mientras haya opciones seguiremos trabajando duro. El público también se merece un respeto.

- Llevan cuatro derrotas consecutivas, ¿en qué medida afecta a la moral de la pareja?

- Cuando ganas afrontas la siguiente semana con otra alegría, pero no pasa nada, hay que continuar.

- ¿Han hablado entre ustedes para darle la vuelta a la situación?

- Claro que hemos hablado. Lo estamos intentando, llegamos vivos al último tramo de los partidos, pero las victorias no acaban de llegar. No hay que perder la paciencia

- Personalmente, ¿cómo se encuentra de juego?

- En los últimos partidos estoy arriesgando bastante y cometo más fallos de lo habitual, pero tengo claro que debemos de seguir siendo agresivos. Ante Altuna y Martija no estuve cómodo conmigo mismo. No tenía buenas sensaciones, no acertaba a meter la pelota en la mano, se me escaparon bastantes. Me enfadé bastante. Pero los contrarios también juegan y los detalles marcan mucho.

«No queda otra que ir partido a partido, no hay margen de error, lo tenemos casi imposible»

«Creo que estamos siendo competitivos, pero lo malo para nuestros intereses es que no sumamos puntos»

- Había tenido catarro durante la semana.

- Sí, desde el miércoles, y también unas décimas de fiebre, pero no es excusa. Si voy al frontón es porque pienso que estoy bien. Decidí jugar con todas las consecuencias.

- ¿Es tan grande el cambio de jugar con Zabaleta y quedar campeón a hacerlo con Ladis Galarza?

- Zabaleta, Rezusta y Albisu son los tres capos de la zaga. Marcan la diferencia. Con Ladis estoy jugando muy a gusto y nos entendemos bien en la cancha. No tengo queja alguna.

- ¿Cómo se lleva estar ahora en la situación en la que se encuentra tras haberlo ganado todo en 2018?

- Hombre, todos queremos ganar y entrenamos a diario para estar lo más arriba posible. Eso está claro. Me veo con chispa y creo que estoy haciendo uno de mis mejores campeonatos de parejas. Hay que seguir peleando. A ver si le damos la vuelta

- ¿Cambia algo el partido de mañana en Mungia al no jugar por lesión Urrutikoetxea y entrar Laso?

- El partido sigue igual de complicado jugando o no Urrutikoetxea. Laso ha demostrado que es un pelotari muy peligroso, juega un montón a pelota. Es joven, tiene descaro y eso le hace imprevisible.