Pelota

Altuna III y el peso de la txapela

Altuna III, el viernes en la segunda semifinal de Zarautz, su octavo partido en trece días. / MICHELENA
Altuna III, el viernes en la segunda semifinal de Zarautz, su octavo partido en trece días. / MICHELENA

Lleva ocho partidos en agosto y acabará el mes con un máximo de catorce

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA

«Durante el verano, te sientes bien de juego y un día, de repente, notas un bajón», avisaba Jokin Altuna en la reciente presentación de un torneo. Es joven, lleva solo cuatro años de profesional, pero acumula ya suficiente experiencia para conocer la respuesta del cuerpo a la sucesión de esfuerzos, a los viajes, a los sueños difíciles de conciliar y a las pocas horas de recuperación entre partidos y partido.

Tras su eliminación en semifinales del Villa de Zarautz, Altuna III vive una tregua antes de afrontar mañana la semifinal del Torneo Aste Nagusia que disputará con Martija frente a Elezkano II y Zabaleta. La lumbalgia que sufrió en el Torneo San Fermín y le tuvo once días de baja en julio parece olvidada, el verano avanza y es momento de mirar hacia delante sin perder la perspectiva de que se encuentra aún en el kilómetro 30 de este maratón de 42,195.

Ya ha cubierto la primera parte de su calendario de agosto, a priori la más cargada. Suma ocho partidos en este mes, con la particularidad de que los disputó en trece días, entre el domingo 5 y el viernes 17. Tres pertenecen a la feria de Vitoria, donde ganó todos. Después le tocaron Covaleda, Sunbilla, Labastida, Tafalla y Zarautz, con resultados dispares: dos victorias y tres derrotas.

Ha tenido series de tres encuentros consecutivos como la de Labastida-Tafalla-Zarautz del 15 al 17 y la del 25 al 27 de julio, la de Vitoria-Ordizia-Amezketa.

La segunda quincena de agosto le reserva la participación en tres ferias: Aste Nagusia de Bilbao, San Bartolomé de Elgoibar y Ciudad de San Sebastián. Su número total de partidos dependerá de lo que haga en las semifinales. Salvo contratiempos, cuatro son seguros y ese número puede ampliarse a seis, por lo que terminará el mes con una cifra que oscilará entre doce y catorce. Hay que tener en cuenta que si se impusiera en la semifinal del Atano III, esa final tendría lugar ya en septiembre, el sábado 1, por lo que no contabilizaría para agosto.

Podría encontrarse con otros tres compromisos seguidos entre el viernes y el domingo de esta semana si alcanza tanto la final de Bilbao como la de Elgoibar. De momento toca esperar acontecimientos.

«Septiembre más tranquilo»

«Septiembre será más tranquilo para Jokin», apunta Inaxio Errandonea, director comercial de Aspe. En pura lógica y aunque todavía no se haya producido la puesta de largo de ambos torneos, afrontará los de Lekeitio y Logroño, a los que se unirán los compromisos de Altsasu (día 14) y Galdakao (día 15) más el Masters en Pamplona a final de mes. Es posible que no llegue a diez. Se ha perdido por este año la plaza de Zestoa ya que el frontón está de obras.

El desgaste físico es una de las consecuencias de este ajetreo. El campeón manomanista lo ha acusado sobre todo al final de las secuencias de tres partidos, algunos de ellos con menos de 24 horas de reposo entre uno y otro. Hay quienes acusan a los responsables de Aspe de no cuidar como es debido a su pelotari. Errandonea argumenta que «doce o catorce en agosto es el número habitual de los pelotaris punteros que hemos tenido en la plantilla. Titín y Martínez de Irujo se movían en esas cifras. También hemos tratado de arroparle en un par de torneos con Zabaleta de zaguero para repartir mejor los esfuerzos. Afortunadamente, Altuna III es un pelotari al que las manos le responden bien. Hasta ahora no ha sufrido problemas importantes».

El director comercial de la promotora de Eibar apunta otro detalle: «Esta proliferación de encuentros es la consecuencia lógica de que se trata del pelotari que más nos piden desde los pueblos. Todos quieren verle. De hecho, hemos dicho que no a algunos lugares como Ezcaray y Oteiza de la Solana porque resulta imposible llevarle a todos los sitios». El peso de la púrpura. En este caso, el de la txapela para Jokin Altuna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos