Pelota

Jokin Altuna sale de la cama a estrenar zapatillas

Jokin Altuna, en la segunda semifinal del Ogueta./JESÚS ANDRADE
Jokin Altuna, en la segunda semifinal del Ogueta. / JESÚS ANDRADE

Mareado y con dolor de cabeza, guardó reposo ayer y espera estar listo para jugar hoy la final de La Blanca con Zabaleta ante Ezkurdia y Rezusta

J.L.SAN SEBASTIÁN.

La calificación para la final del Torneo de La Blanca, obtenida la noche del martes en el Ogueta de Vitoria, vino acompañada de una resaca desagradable para Jokin Altuna. Una indisposición le impidió acudir ayer por la mañana a la presentación del Torneo Ciudad de San Sebastián. «He pasado mala noche, con una especie de mareo y fuertes dolores de cabeza», relató.

El de Amezketa prefirió guardar reposo en la cama durante unas horas con el fin de estar listo para la final que disputa esta tarde en compañía de Zabaleta frente a Ezkurdia y Rezusta (ETB1, 17.30 horas). Selló el pasaporte junto al zaguero de Etxarren gracias a la victoria por 22-15 ante Olaizola II y Albisu en la decepcionante segunda semifinal, cuyo juego estuvo muy por debajo de las expectativas creadas por la categoría de los protagonistas. Abundaron los errores: tres de Altuna más un resto de saque defectuoso, seis de Zabaleta más un resto de zurda a la chapa de arriba, cuatro de Aimar y ocho de Albisu.

22 Altuna III - Zabaleta

15 Olaizola II - Albisu

Tiempo de juego
58 minutos y 52 segundos.
Pelotazos a buena
483
Tantos de saque
Altuna III, 1. Olaizola II, 3.
Faltas de saque
Altuna III, 0. Olaizola II, 0.
Tantos en juego
Altuna III, 5. Zabaleta, 4. Olaizola II, 3. Albisu, 0.
Tantos perdidos
Altuna III, 3. Zabaleta, 6. Olaizola II, 4. Albisu, 8.
Marcador
2-0, 2-1, 6-1, 6-5, 8-5, 8-7, 11-7, 11-10, 17-10, 17-12, 19-12, 19-13, 20-13, 20-15 y 22-15.
Momios de salida
100 a 80 a favor de Altuna III y Zabaleta. 60 a 100 por abajo.
Incidencias
la mejor asistencia en lo que va de feria de La Blanca. 1.110 espectadores en el Ogueta de Vitoria. Cien más que el domingo en la revancha de la final manomanista.

Dominó Zabaleta el juego. Mandó sobre la cancha. Su delantero, Altuna III, vio que no tenía su noche, y le dejó hacer. Un par de pelotazos arriba en los primeros tantos mermaron la confianza de un Albisu superado claramente por el zaguero rival. Tampoco Olaizola II estuvo fino. Ni mucho menos. Entre ambos delanteros, estériles en ataque durante largas fases del encuentro, sumaron nueve tantos de jugada.

Dos de Altuna III llegaron en el último instante: la parada al txoko que puso fin al 21-15, un tanto de 68 pelotazos -el más largo de la contienda- y la volea al cuerpo de Albisu, que había bajado al txoko para llevar el remate anterior, en el cierre. Emergió Jokin cuando Zabaleta comenzaba a dar síntomas de cansancio después de ser el mejor sobre la cancha sin género de discusión.

Altuna III, al que se vio con poca chispa en comparación con la que demostró el domingo en la revancha de la final manomanista, también tuvo problemas con las zapatillas. Víctima de continuos resbalones, apenas podía asentar los pies sobre la cancha.

Lo explica: «Tengo un par de zapatillas nuevo. Las estoy ablandando eun poco en los entrenamientos antes de usarlas en los partidos. Mientras, he seguido jugando con las viejas. También llevaba las nuevas en la bolsa, por si acaso tenía que cambiarlas. Sin embargo, el martes me las dejé en casa. Voy a estrenar las nuevas en la final».

No hay favorito claro para hoy. Los corredores de apuestas esperan momios de salida a la par. ¿Quizá con tendencia por Altuna-Zabaleta?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos