Pelota

Irujo, con el nombre de Gallastegi

Miguel, María y Luis, los hijos de Gallastegi, junto a Juan Martínez de Irujo ayer en el Astelena de Eibar. / FOTOS ASKASIBAR
Miguel, María y Luis, los hijos de Gallastegi, junto a Juan Martínez de Irujo ayer en el Astelena de Eibar. / FOTOS ASKASIBAR

Eibar rinde al legendario pelotari un homenaje repleto de guiños al pasado |

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA EIBAR.

Juan Martínez de Irujo apareció desde el pasillo que conduce al vestuario del Astelena vestido con una camisa blanca que llevaba el apellido Gallastegi inscrito en la espalda para ejecutar el saque de honor del homenaje al legendario zaguero eibartarra. Fue uno de los numerosos guiños al pasado del festival en honor de Miguel Gallastegi. Unos 800 pelotazales llenaron prácticamente las butacas de cancha del histórico frontón. El espíritu del hércules de Asiolartza sobrevoló la cancha en la persona de un aplaudido Irujo, que se llevó la camisa a casa como recuerdo.

También Titín III ofreció un bonito detalle. Hizo el paseíllo vestido con una chaqueta oscura que depositó bajo la chapa, en el txoko, como era costumbre antaño. Un Titín cuyo padre «llegó a jugar con Gallastegi», recuerda el de Tricio. «En La Rioja siempre ha sido muy comentado ese partido entre una pareja en la que actuaba Miguel contra un trío en el que uno de los integrantes era mi padre».

Martínez de Irujo viajó hasta Eibar acompañado por sus padres, su compañera Gemma y sus dos hijas. Titín regresó al Astelena con uno de sus hijos, su esposa y más familiares. Ninguno de ellos quiso perderse un evento sencillo a la par que emotivo. Miguel, María y Luis, los hijos de Miguel Gallastegi, participaron en el intercambio de obsequios entre los dos partidos, en el que la familia del triple campeón manomanista tuvo el detalle de devolver al Club Deportivo Eibar una placa entregada a su aita por esta entidad en 1949. La guardaban con cariño. Los Gallastegi recibieron, en presencia del alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, y del diputado de Deportes, Denis Itxaso, un hermoso cuadro con la imagen de un Miguel que lleva la chaqueta en su brazo. Quedará en el Astelena.

Se rezó al mediodía el ángelus, los pelotaris llevaron camisa blanca y los jueces, americana

Se rezó el ángelus a las doce del mediodía; los jueces vistieron americana y siguieron el partido sentados en sillas; los pelotaris llevaron camisas blancas en lugar de camisetas rojas y azules; Xabi Santxo ganó 18-16 a Ioritz Egiguren; Titín, quien a sus 50 años sigue saltando por encima de la primera fila en busca de la pelota, y Merino II cayeron 16-18 ante el trío Narbaiza-Ollo-Santxez... Y Xabier Euzkitze dedicó estos dos finales de bertso a Gallastegi: «Historiaren orriak urrez idatzitako gizona -el hombre que escribió con letras de oro páginas de la historia- y «Beti bizirik iraungo dezu guztion oroimenean -siempre seguirás vivo en nuestra memoria-.