Pelota

Iñaki Goikoetxea: «La cesta estaba hasta hace poco en urgencias, ahora ha subido a planta»

Iñaki Goikoetxea vuelve a los frontones de Euskadi tras su experiencia en México./SARA UTRERA
Iñaki Goikoetxea vuelve a los frontones de Euskadi tras su experiencia en México. / SARA UTRERA

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARREN

Iñaki Osa Goikoetxea, el puntista más laureado de la historia de la modalidad, es la gran novedad del Jai Alai World Tour que arranca esta noche en Hossegor y que concluye el último lunes de octubre en Gernika. El delantero zumaiarra no participó en la última edición al no llegar a un acuerdo con los organizadores con respecto al patrocinio, pero esos problemas han quedado resueltos. Recién llegado a casa el lunes desde México, Goikoetxea sale a por todas.

Nombre y apellidos
Iñaki Osa Goikoetxea.
Fecha de nacimiento
10-7-1980.
Lugar
Zumaia (Gipuzkoa).
Altura y peso
1,93 m y 100 kgs.
Debut
Milán (1996).
Palmarés
Campeón del Mundo Individual en once ocasiones en Euskadi y quince en Estados Unidos. Seis campeonatos de Parejas y cinco veces la Triple Corona.

- ¿Qué ha cambiado en la cesta desde que se fue a jugar a Italia con solo dieciséis años?

- Muchas, muchas cosas. Tras debutar en Milán, al año siguiente fui a Estados Unidos y estuve allí hasta los 35 años. Jugué primero en Newport, luego en Florida y después trece temporadas en Miami.

- ¿Por qué volvió a casa?

- Hubo un cambio de empresa por bancarrota y la que se hizo cargo del Jai Alai nos impuso sueldos mínimos a todo el cuadro. En mi caso suponía un 70% menos de sueldo, por lo que decidí rescindir mi contrato.

- ¿Qué cesta se encontró en los frontones de Euskadi?

- Cuando llegué estaba en urgencias y ahora se puede decir que ha subido a planta. Se ha trabajado mucho para intentar reflotar la especialidad, que parecía dejada de la mano de Dios, pero todavía queda mucho por hacer. Hay margen de mejora, aún así está mucho mejor que hace unos años.

- Una versión muy diferente a la que se encontraban cuando llegaban desde Estados Unidos para disputar la temporada estival.

- Veíamos la parte bonita, aunque tampoco iba tanta gente al frontón. Ahora se organizan menos festivales y el verano funciona mejor.

- En dos años sin volver a los frontones americanos le ha dado tiempo a experimentar muchas cosas.

- En 2016 participé en la temporada de verano y en 2017 solo pude disputar la Copa del Mundo al no llegar a un acuerdo con los organizadores del World Tour por un tema de patrocinio. Querían que jugase con un casco blanco y me negué. Pagué los platos rotos. No llegué a jugar ni veinte partidos, la mayoría en Iparralde. Fue un año triste y oscura en mi carrera.

- ¿Se ha solucionado?

- Sí, no hay ningún problema. Parece ser que otros puntistas también van a poder jugar luciendo a su patrocinador. Creo que es lo ideal.

- Su presencia en la temporada mexicana fue una sorpresa.

- En principio fui para dos meses, regresé a casa en abril y luego he vuelto a jugar allí otras siete semanas. Estuve viviendo en un hotel.

- ¿Cómo es aquello?

- Cuando se montan buenos partidos, el frontón funciona muy bien. Tiene un aforo de cerca de 2.000 espectadores y la cancha es enorme, mucho más larga que la de los frontones vascos. Tiene 62 metros y la de Gernika, 56. Esa diferencia se nota un montón a la hora de jugar. También hay mucho que trabajar allí porque el frontón ha estado cerrado 25 años y de la noche a la mañana no se puede volver a crear afición, pero hay un potencial tremendo. Solo en la capital hay inscritas 22 millones de personas. Ha sido una experiencia muy buena después de haber estado estancado.

- ¿Cómo afronta el Jai Alive World Tour?

- No he parado de entrenar desde que he llegado. Hay muy buenos pelotaris y puede salir un buen circuito. No pienso en ganar, últimamente le he tenido mal acostumbrado al público. Solo quiero dar lo mejor de mí en cada partido e intentar hacer disfrutar a la gente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos