Pelota

Iñaki Artola: «Ni antes era tan malo ni ahora soy tan bueno»

Iñaki Artola en el Beotibar de Tolosa, frontón en el que debutó hace cuatro años./IÑIGO ROYO
Iñaki Artola en el Beotibar de Tolosa, frontón en el que debutó hace cuatro años. / IÑIGO ROYO

El alegiarra, tras sus triunfos en los torneos de Zarautz y Lekeitio, aspira a redondear el verano con otra victoria en la feria de San Mateo de Logroño

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Iñaki Artola es el pelotari del momento. Sus victorias en los torneos de Zarautz y Lekeitio, avaladas por un gran juego, le han aupado a lo más alto en el ranking de delanteros de Asegarce, por encima incluso de Olaizola II. El alegiarra tiene los pies en el suelo y quiere rematar el verano en la feria de San Mateo, donde forma pareja en el torneo con Martija.

- Tras jugar el sábado en Viana, va a estar ocho días fuera de las programaciones ¿se lo cree?

- Me han dicho que no juego hasta el lunes de San Mateo, una semana de vacaciones. La aprovecharé para preparar el Cuatro y Medio. La idea es hacer algún entrenamiento suave, sin forzar. Lo importante es descansar porque, quieras o no, acabas un poco saturado de jugar tantos partidos en verano. El cansancio se acumula.

«La maqueta del barco que me dieron por ganar en Lekeitio está en el bar de los jubilados de Alegia»

- ¿Cuántos lleva?

- En julio no me acuerdo, pero en agosto he jugado ocho y ya llevo tres en septiembre. Ha habido otros años que he llegado a disputar once en agosto, pero los de este verano han sido duros, con mucha tensión.

- ¿Cómo lleva los halagos?

- Hombre, siempre es mejor que escuchar cosas malas. Será porque has hecho las cosas bien, pero es algo que no me preocupa. Pienso que en los últimos meses estoy jugando parecido. Si sales en televisión y ganas un par de partidos seguidos tiene más repercusión, pero no suelo hacer mucho caso ni a los elogios, ni a las críticas. Creo que ni antes era tan malo, ni ahora soy tan bueno.

- Todo comenzó en el Aritzbatalde de Zarautz...

- Sí, pero antes de jugar en Zarautz ya había hecho buenos partidos. Del que mejor recuerdo guardo fue uno que jugué en Sopela con Ibai Zabala ante Bakaikoa y Aretxabaleta antes de San Fermín. Ganamos 22-17. Es uno de los mejores que he jugado en verano. Como digo, no creo que se viera a un Artola diferente en Zarautz. Era un torneo de verano, eso sí, y los rivales eran más duros. Me salieron dos buenos partidos, pero en la pelota no hay ninguna varita mágica o poción milagrosa. No es normal dar un salto tan grande en el juego en tan poco tiempo. Es cosa de meses. En el Manomanista me sentía bien en los entrenamientos y luego perdí el primer partido contra Elezkano II.

- Luego llegó Lekeitio, donde además de ganar con Larunbe fue designado mejor pelotari.

- También allí me salieron dos partidos muy buenos, los que más gente ha visto al haber sido televisados.

- ¿Qué ha hecho con la maqueta del pesquero que le entregaron en el podio?

- De momento está en el bar de los jubilados de Alegia. En el pueblo es una tradición que cada pelotari que gane un trofeo lo deje allí un tiempo. No sé cuándo iré a recogerlo, ni dónde voy a ponerlo. O en casa o en la de mi hermano.

- Puede parecer que todo ha sido un camino de rosas, pero también ha habido momentos malos desde que hace cuatro años dio el salto al profesionalismo.

- Así es. Problemas de manos he tenido un montón, pero el año pasado me operé del codo derecho y debí haberlo hecho antes. La recuperación fue muy costosa, estuve cuatro meses parado. Y luego, tras recuperarme y jugar tres o cuatro partidos, tuve una rotura de ligamentos en el hombro izquierdo. Otros dos meses y medio sin poder jugar. He visto las dos caras de la pelota en muy poco tiempo. La buena, y también la mala.

- ¿Es este su mejor momento desde que debutó en el Beotibar de Tolosa en junio de 2014?

- Puede ser que sí. La pelota me sale fácil de la mano y acabo bien el tanto. Con el paso del tiempo he aprendido muchas cosas. Antes, tiraba diez ganchos y solo me entraban dos o tres. Ahora es distinto.

- ¿Hasta cuándo tiene contrato?

- Hasta junio de 2019.

- ¿Le han llamado para renovar?

- No, por ahora no. En Asegarce, normalmente, los contratos se renuevan cuando finalizan.

- La feria de San Mateo, la última del verano, llama ahora a su puerta.

- Es la primera vez que voy a ser titular en el torneo de parejas, no lo había hecho nunca antes. Ni tampoco de suplente. Juego con Martija. También es la primera vez. En aficionados tampoco hemos coincidido porque él es más joven y en contra habremos jugado dos o tres veces. He oído que no andaba con mucho juego, pero me han dicho que el domingo jugó muy bien en Villamediana. Es muy seguro. Los delanteros agradecemos jugar con zagueros que fallen poco y sean seguros.

- Los nombres de Olaizola II y Zabaleta figuran en todas las quinielas para lograr el título en el Adarraga de Logroño.

- Es una pareja que está por encima de los demás. Afortunadamente no están en nuestro grupo y solo nos enfrentaríamos a ellos en la final si ambos dúos nos clasificamos.

- Y después llega el Campeonato del Cuatro y Medio, aunque antes se celebrará el Master Codere.

- No creo que entre porque la víspera de la final disputo la previa ante Axier Arteaga en Azpeitia. Me espera un partido muy complicado. Axier está jugando bien. En el Cuatro y Medio es importante llegar con juego.

- ¿Cómo lleva la carrera de Filosofía y Letras?

- Está aparcada desde hace tiempo. Estoy en tercero, pero con alguna asignatura de segundo. Tengo la esperanza de terminarla algún día. Ahora voy a empezar en Andoain segundo curso de un grado superior de integración social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos