Pelota

Iker Salaberria, el ganatorneos

Iker Salaberria, en el Torneo Bankoa-EL DIARIO VASCO. / MICHELENA
Iker Salaberria, en el Torneo Bankoa-EL DIARIO VASCO. / MICHELENA

Vencedor en Tolosa, Bergara y Mallabia, el lunes juega la final de Errenteria | Habitual en los ensayos de Baiko, la reciente renovación de Arretxe II le ha cerrado las puertas de un posible fichaje

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

Iker Salaberria, manista puntero del campo aficionado a sus 19 años, no figurará en la alineación titular que Doneztebe, su equipo, presentará ante Zeanuri en la final del Interpueblos de Euskal Herria mañana, domingo, a las 11.00 horas en Zumarraga (ETB4 en directo). Aunque sí estuvo presente en la victoria ante Iruñea en la final navarra, este pelotari de Goizueta que lleva varias temporadas en las filas del club Erreka doneztebarra no ha participado en la competición que engloba a los territorios de Euskal Herria.

En cambio, sí estuvo presente en la victoria de Doneztebe sobre Azpeitia «en la final de 2016, hace tres años. Jugué el partido de juveniles, con Jon Mariezkurrena de compañero, ante Jon Alberdi y Mikel Unanue». Dos de aquellos cuatro protagonistas, Mariezkurrena II y Alberdi, son en la actualidad profesionales de Baiko.

Eso no significa que esté parado. Todo lo contrario. Iker Salaberria competirá el lunes a las seis de la tarde en la final sénior del Memorial Zuloaga de Errenteria. Formará pareja con Zezeaga frente a Aitor Etxebarria y Murgiondo. «También he empezado en el Torneo del Antiguo. He jugado esta semana el primer partido. Pronto se pondrán en marcha el Dinastía Etxabe de Zumaia y el Polque. Más adelante será el turno de Lezo. Actividad no me falta».

Los resultados le avalan. En 2019 ha vencido en los torneos de Tolosa, Mallabia y Lezama más en el de Bergara del cuatro y medio y el Interpueblos navarro. También fue finalista en el San Anton de Elgoibar. «En el Biharko Izarrak de Mallabia disputé siete partidos y terminé un poco saturado. Me sentía muy cargado. Decidí parar. Así, en junio disputé solo dos encuentros y llevo otros dos en julio. A partir de ahora, sin embargo, tengo muchos».

Durante el último mes y medio su nombre sonó como posible incorporación a alguna de las dos grandes empresas profesionales. De hecho, Salaberria ensaya habitualmente con pelotaris de Baiko. «Voy a entrenamientos a Beasain, al Beotibar de Tolosa y al Labrit de Pamplona. Hice varias pruebas, pero al final no he dado el salto». La renovación del contrato de Iker Arretxe le cortó el paso. «Eso está en manos de ellos», apunta el de Goizueta.

De todas maneras, tampoco tiene completamente cerradas las puertas de Aspe. Eso parece. «En octubre del año pasado me convocaron para ir al Labrit de Pamplona. Me llamó Jokin Etxaniz». Las dudas de Darío entre renovar con la promotora de Eibar o aceptar la oferta de Baiko alimentaron la opción del posible fichaje de Salaberria para cubrir la supuesta salida del delantero de Ezcaray. Finalmente el riojano decidió quedarse en Aspe.

«El ritmo de esos entrenamientos es distinto y te obliga a dar un plus», reconoce el de Goizueta. «Ellos, los profesionales, están acostumbrados a un punto de velocidad superior del que tú careces aún».

«Paso adelante»

Iker Salaberria se ve «bien. Creo que he dado un paso adelante. Antes, la base de mi juego consistía en fallar poco, defender mucho y hacer buena. Pero cada vez era más consciente de las dificultades que entraña ganar los partidos solo con defensa. He mejorado mi juego de aire, incluido el gancho. Creo que soy más ofensivo. Estoy aprendiendo».

Llama la atención que a sus 19 años y con una trayectoria todavía corta dentro del campo aficionado, empiece a valorársele como si llevara cuatro o cinco años en la categoría sénior. Su precocidad, ser un juvenil capaz de codearse con pelotaris de mayor edad, no debería jugar en su contra. Todo lo contrario.

«Disfruto con la pelota, y eso es lo importante», recalca Salaberria, estudiante de un grado superior de mecanizado en Andoain. «Acabo de terminar el primer curso. El anterior empecé Administración y Dirección de Empresas, pero no me gustó y cambié».

Presume Iker Salaberria dificultades en la final del Interpueblos que su equipo, Doneztebe, afrontará mañana contra Zeanuri. «Los vizcaínos vienen de ganar la semifinal a Astigarraga. Si sus cadetes, Erkiaga II y Emaldi, derrotaron con autoridad a los hermanos Lizeaga, señal de que andan bien. El día que vi jugar a Erkiaga, el delantero, terminaba todas. Zeanuri también posee una buena pareja juvenil: Urigoitia-Erkiaga I. Si se imponen en esos dos compromisos, decidida la final. Veo casi más favorito a Zeanuri».

Formarán el equipo de Doneztebe los cadetes Mikelarena (Oiz) y Garaño (Lekunberri), los juveniles Loiarte (Igantzi) y Agirre (Narbarte), junto a los aficionados Barandiaran (Astigarraga) y Gorriti (Uharte-Arakil), todos ellos presentes en la semifinal.