Pelota

Iker Irribarria: «En los finales apretados quizá debo arriesgar más en el remate»

Iker Irribarria juega con una pelota en Arama, su pueblo./LOBO ALTUNA
Iker Irribarria juega con una pelota en Arama, su pueblo. / LOBO ALTUNA

El zurdo de Arama inicia el sábado una serie de tres choques cruciales para su suerte en el Campeonato de Parejas

JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

Partido a partido. No hay otra fórmula válida para Iker Irribarria (Arama, 21 años) en la presente edición del Campeonato de Parejas. La clasificación aprieta y el margen de error es cada vez menor. Cinco derrotas ajustadas, tres por 22-19 y dos por 22-20, pesan en sus aspiraciones de acceder a la liguilla de semifinales.

- ¿El Campeonato de Parejas discurre mejor o peor de lo esperado?

- No es fácil responder a la pregunta. Si nos fijamos en los puntos, no va bien. Eso está claro. Pero después de un mal verano y de no poder participar en el Campeonato del Cuatro y Medio por lesión, creo que mi nivel de juego ha mejorado con el paso de las semanas. Me estoy encontrando bien desde ese punto de vista. Pero en este campeonato cuentan las victorias y los puntos.

- ¿Qué ha cambiado en su juego desde el inicio de la competición?

- Al principio me costaba defender y me sentía sin chispa. La velocidad de los partidos de campeonato es alta y me costaba acabar los tantos. No aprovechaba el dominio en el peloteo. Ahora me veo con más nervio y mejor a la hora de la defensa.

- Alguna vez ha apuntado que llegó sin rodaje a la primera jornada.

- Traía una mala dinámica desde el verano. Un problema de manos me impidió disputar el Cuatro y Medio. Tras la reaparición, jugué tres partidos de parejas y perdí los tres. Estaba falto de ritmo, sin confianza. Sin embargo, cada vez me he encontrado mejor de manos y me ha venido bien. Siempre en función del calendario de partidos, durante la semana he podido llevar a cabo un par de entrenamientos fuertes o uno intenso y otro más técnico. Eso ayuda a subir el nivel de juego.

- ¿Tiene las manos al cien por cien?

- Nunca las tienes como desearías porque siempre sufres algún mal golpe. Pero no me duelen y me he quitado el miedo a soltar la mano con fuerza. Entro bien de sotamano para ayudar al zaguero o para atacar al contrario. Lo hago en más ocasiones. Meto limpia la mano. Si notara dolor, no podría hacerlo.

- Utiliza las nuevas protecciones con ese material derivado del polipropileno. ¿Funcionan?

- Me ayudan. Estoy contento. Es otro material, otra opción. El de los tacos es un mundo. Cada uno tiene sus manías, se los pone de una manera... Hay quienes se han acostumbrado con mayor facilidad a ellos. Otros prefieren seguir como hasta ahora porque les va bien.

- ¿Qué le aporta David Merino?

- Dialogamos mucho. Nos damos cuenta de lo que nos falta a cada uno y tratamos de complementarnos. Es necesaria esa confianza mutua. Yo tengo dificultades a la hora de recular y defender de derecha. David es un zaguero que viene bien de atrás hacia delante y aprovecha bien esas pelotas. Me protege esa zona.

«Cada vez tengo mejor las manos y eso me permite entrenarme más y con mayor intensidad»

«¿El Manomanista? Mientras haya opciones sigo centrado en el Campeonato de Parejas»

- Ahora le corresponde jugar con Jon Jaunarena.

- Ya lo hicimos el pasado viernes en Bergara y repetiremos este sábado en Pamplona. Jon cubre bien el txoko, lo que me permite colocarme más abierto cuando toca defender. No solo llega al rincón, sino que es capaz de hacer la jugada. Domina la volea y el besagain de zurda, al que imprime velocidad.

- En nueve de las once jornadas han llegado a ir por delante en el marcador mediado el partido. Sin embargo, solo han ganado cuatro. ¿Qué les ha faltado en los finales?

- Se nos han escapado las ventajas en más de una ocasión. La suerte no ha estado de nuestro lado en dos o tres encuentros. Pero hay que analizar bien lo sucedido. Las pelotas tienen más brillo al inicio. Pierden gracia con el paso de los tantos y cuesta más hacer daño en la recta final. En los finales apretados quizá debo arriesgar más en el remate.

- ¿Cómo se ha encontrado a la hora del remate?

- Bastante flojo. Mejor en los dos o tres últimos partidos. La falta de confianza me ha durado mucho tiempo. Cuando tienes bien las manos, como ahora, puedes entrenarte más y tratar de corregir los errores. Pienso que he dado un salto positivo estas últimas semanas.

- ¿Y en defensa?

- Otra de mis asignaturas. He tenido carencias en ese apartado. Los entrenamientos continuados permiten progresar con la derecha, en la colocación sobre la cancha... En muchos partidos de este campeonato me ha tocado desenvolverme en situaciones complicadas.

- ¿Quiénes son sus rivales en las tres últimas jornadas?

- Olaizola II-Ander Imaz el sábado en el Labrit, Laso-Albisu el viernes de la semana próxima en Hendaia y Altuna III-Martija en la última jornada de esta primera fase. Tenemos que ganar los tres y esperar otros resultados. Hemos perdido 22-19 nuestros dos últimos compromisos. Se nos han ido puntos importantes en las segundas partes. De todas maneras, cuando das todo sobre la cancha, las sensaciones son buenas aunque pierdas.

- ¿Cómo tienen los averages con vistas a posibles empates a puntos con otras parejas?

- Nos pasa algo curioso: nuestro average general es bastante bueno, pero tenemos en contra los particulares tanto con Urrutikoetxea como con Ezkurdia-Zabaleta. Está pendiente el partido de la segunda vuelta con Olaizola II y Ander Imaz, a los que deberíamos dejar en menos de 20 para superarles en el tanteo. De momento hay un potaje bastante grade. Pero primero debemos centrarnos en hacer bien nuestro trabajo. Una vez cumplido eso, ya miraremos lo que hagan otros.

- ¿Ronda por su cabeza el Manomanista?

- Lo he tenido bastante olvidado. Mientras haya opciones, sigo centrado en el Campeonato de Parejas. Si ganamos el sábado en el Labrit, continuaré igual.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos