Torneo Bankoa-DV

Gaskue-Aizpuru, duelo de derechas en el estreno de Lemoa

Karregal entra de aire hace dos años. El delantero vizcaíno vuelve al torneo. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Karregal entra de aire hace dos años. El delantero vizcaíno vuelve al torneo. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El zaguero de Larraintzar, campeón en El Antiguo, Lezo y finalista mañana en Aizarnazabal, es el pelotari del verano

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARREN

El frontón del polideportivo de Lemoa acoge por primera vez al Torneo Bankoa Crédit Agricole-EL DIARIO VASCO. Es la única sede nueva de la presente edición. Es un frontón noble, con capacidad para 328 personas, con las paredes pintadas de azul. Allí se van a dar cita hoy (20.00) los pelotaris participantes de la tercera jornada, en la que sobresale la eliminatoria en categoría senior entre Karregal-Gaskue e Iribarren-Aizpuru. Atención al duelo entre dos zagueros poderosos que tienen en su derecha mucho poder.

Andoni Gaskue, a sus 20 años, lleva un verano para enmarcar. Campeón en categoría promesas en El Antiguo con Zabala ante De la Fuente y Gamboa -fue el mejor de la final-, también en el Memorial Josetxo Etxandi de Lezo en Etorkizunak Izarrak junto a Elola frente a Canabal y Elizegi, donde volvió a brillar con luz propia y se llevó el premio al mejor pelotari, y finalista mañana al mediodía en Aizarnazabal en categoría sénior junto a Zubiria ante Salaberria y Mariezkurrena I. No hay quien le pare.

Menudo de cuerpo, ha solido participar en los festivales mixtos que Aspe ha programado en su localidad natal. Posee una derecha preciosa, tiene talento y una pegada que le hace diferente al resto de zagueros del campo aficionado. Sus largos brazos le permiten llegar a pelotas que otros pelotaris ni siquiera lo intentarían.

A esa tarjeta de visita tendrá que hacer frente el asteasuarra Aizpuru, cuya progresión se vio cortada hace dos años por una grave lesión de rodilla. Ha jugado poco desde entonces, pero ahora se le presenta la oportunidad de volver a ser un zaguero puntero. La prueba de fuego de hoy es muy exigente, pero es capaz de salir airoso.

También interesante se presenta el duelo en los cuadros alegres entre Karregal e Iribarren. El delantero de Galdakao ya participó en el torneo en categoría promesas y regresa tras un año de ausencia. Tiene la misma edad que su guardaespaldas y es completo. Saca bien, cuenta con una derecha interesante y no da una pelota por perdida. El navarro Iribarren juega en el Txukun Lakua de Gasteiz. Es zurdo, eléctrico, y también vuelve al torneo Bankoa-DV tras un par de años de ausencia. Lo hizo en promesas con Eskiroz, ahora profesional con Baiko.

Más