Pelota

Ganador y perdedor merecían clasificarse para el Kutxabank

Ansa II entra de botecorrido con Azpiroz al fondo, ayer en Galarreta./SARA SANTOS
Ansa II entra de botecorrido con Azpiroz al fondo, ayer en Galarreta. / SARA SANTOS

Azpiroz logra el billete tras superar 29-30 a Ansa en una preciosa final de las previas que encandiló a la afición de Galarreta

J.L.

«La pena es que el otro chaval se quede fuera del Torneo Kutxabank». La confesión corresponde a Kike Elizalde, intendente de Galarreta, tras la victoria de Xabier Azpiroz sobre Imanol Ansa por un ajustado 29-30 en la final de las previas del campeonato individual de remonte ayer en Galarreta. Ofrecieron un espectáculo de primera línea, el público les despidió con aplausos y el comentario entre los pelotazales era unánime: «Costará ver un partido tan bueno y duro en la fase final, con todas las figuras en liza».

Solo había premio para uno de los dos. Azpiroz será el sexto remontista participante en el Torneo Kutxabank, a cuya escalera inicial se incorporará el martes. Le espera Endika, uno de los mejores zagueros del cuadro, un especialista. Ansa, en cambio, deberá esperar al próximo año. «Después de lo que ha jugado hoy y de lo bien que se había desenvuelto en las dos victorias anteriores, me duele que no esté el martes en la presentación», reconoce Elizalde.

Defendieron, atacaron, emplearon el botecorrido, terminaron varios tantos tumbados en el suelo vacíos tras el esfuerzo... No escatimaron nada. La recompensa era grande y pelearon por ella hasta el último pelotazo. Azpiroz firmó tres tantos de saque por seis Ansa. Cometieron una falta cada uno.

El delantero urnietarra Ansa II, de 22 años, mandó en el electrónico durante buena parte del choque: 6-3, 10-5, 14-10, 17-13 y 21-15. La renta invitaba a pensar que tenía el partido bajo control. Sin embargo, Azpiroz, zaguero navarro de Larraun, de 23 años, vendía caro cada tanto, cada pelotazo, cada carrera...

Insistió Azpiroz para subir el 25-25 al marcador. No solo eso, sino que tomó la delantera. Con ventajas cortas. No podía ser de otra manera. Suficientes. Ansa tampoco se rindió. Ni con el 25-27, ni con el 26-28, ni con el 28-29. Después, 29 iguales. El último tanto cayó del lado de Azpiroz, mientras a Ansa le tocaba vivir el lado ingrato del deporte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos