Pelota-Interpueblos

Jon Alberdi pone la guinda a Azpeitia

Azpeitia confía en su bloque para retener el título del Interpueblos de Euskal Herria. /MICHELENA
Azpeitia confía en su bloque para retener el título del Interpueblos de Euskal Herria. / MICHELENA

El campeón guipuzcoano suma su cuarto título del Interpueblos de Euskal Herria y el segundo consecutivo, sin dar opción alguna a Amurrio

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA

Azpeitia ya se había asegurado su cuarto título en el Interpueblos de Euskal Herria, el segundo consecutivo, gracias a las victorias de sus cadetes y de sus juveniles. El cierre de la final estaba pendiente de lo que acaeciera en el partido sénior, que comenzó con unas pinceladas rematadoras de Aitzol Dorronsoro (25 años), el delantero de Amurrio, que ha sustituido su melena por un peinado con el pelo corto. Espoleó ese inicio al delantero azpeitiarra, Jon Alberdi (19). Y de qué manera. Rezagado 5-10, encadenó una serie de remates de variada factura para firmar una tacada de trece tantos y adelantarse 18-10.

Azpeitia tampoco dejó escapar el tercer punto, resuelto con un inapelable 22-13. El mayor de los hermanos Alberdi, que tiene firmado un precontrato con Asegarce para un futuro salto a profesional, apuntilló como no le habíamos visto. Cinco ganchos, voleas con las dos manos, dejadas de zurda al txoko, cortadas y sobre todo el besagain del 15-10, en plena racha de inspiración. Rebasó a los dos alaveses.

Dominó Daniel Murgiondo (27) con claridad e Imanol Legarreta (24) entregó más pelota de la recomendable para satisfacción de un Jon Alberdi desatado por momentos. Movió de tal manera a la pareja rival que Aitzol Dorronsoro perdió una de sus zapatillas en uno de los tantos.

Lo presenciado en el frontón Amorebieta IV permite albergar esperanzas para los próximos compromisos de Jon Alberdi, que incluyen su participación en el festival de profesionales de la noche de San Ignacio en el Izarraitz de Azpeitia. Ya jugó el año pasado y repetirá. Esta vez formará pareja con Erostarbe ante Peio Etxeberria y Aranguren.

Voleones de Larrazabal

La solidez del bloque de Azpeitia volvió a quedar patente en la final de un torneo que acaban imbatidos. Ganaron los tres choques de semifinales a Pamplona y no dejaron escapar ninguno ayer frente a Amurrio. El choque más comprometido a priori era el de cadetes por la presencia en el bando contrario de Iker Larrazabal (16 años), que ya comparte entrenamientos con pelotaris de Asegarce. Exhibió la potencia de su volea en varias ocasiones, sobre todo en el resto de saque del 19-8. Desarboló a Unai Alberdi (16), otro futuribles de la empresa vizcaína.

Larrazabal no es de Amurrio, sino de Olabezar, pequeño municipio del valle de Aiala. Posee dinamita en la derecha. Le falta repertorio aún. Tampoco dispuso de ayuda suficiente en la zaga, donde Iñaki Jiménez (14) trató de capear el temporal.

Unai Alberdi y Jakes Elosegi (15), firme y eficaz de principio a fin, encarrilaron el encuentro con el 8-0 y estuvieron a punto de cerrarlo con autoridad -estuvieron 20-8-, pero les tocó sufrir en la recta final al aproximarse los amurriarras primero al 20-14 y luego al 21-17. Aguantó bien Elosegi. Quizá se esperaba más de Alberdi a la hora del remate.

En juveniles, Gorka Iriarte (18) y Julen Egiguren (18) apenas encontraron obstáculos para atar en corto a Kerman Álava (18) y Eneko González (17). El delantero azpeitiarra tuvo un mediodía inspirado y su compañero controló por completo el peloteo. Con material bajo, no cometió ningún error.

Julen Egiguren venía de cosechar una victoria de prestigio mano a mano ante Iker Salaberria el viernes en el Torneo Joxan Tolosa de Amezketa. Va hacia arriba. Delantero al que Aspe ha firmado un precontrato, destila elegancia como zaguero. Naturalidad cien por cien.

 

Fotos

Vídeos