PELOTA

Ezkurdia y Zabaleta se reencuentran en el Labrit, su jardín

Terminan terceros la primera fase gracias a una amplia victoria que deja un balance de 22-10 a favor de Aspe en los duelos con Asegarce

J.L. SAN SEBASTIÁN.

Ezkurdia y Zabaleta cerraron su participación en la primera fase del Campeonato de Parejas con un claro triunfo 22-12 ante Laso y Albisu ayer en el Labrit, frontón donde los navarros del corredor de la Sakana y Arakil han cosechado la mitad de sus ocho puntos. Acceden a la liguilla de semifinales como terceros de la clasificación, si bien ese detalle no tendrá ningún valor a partir del 3 de marzo. La competición para el próximo fin de semana.

Además, los duelos directos entre parejas de Aspe y Asegarce en esta fase inicial acaban con un balance rotundo a favor de los pelotaris de la empresa eibartarra: 22-10. Doce de diferencia. Una brecha profunda que encuentra reflejo en la tabla. Los pupilos de Jokin Etxaniz copan las tres primeras plazas.

De vuelta al Labrit, su jardín, Ezkurdia y Zabaleta se reencontraron con la mejor versión de esta pareja, declarada en paradero desconocido el domingo anterior en Altsasu. El delantero de Arbizu, sobre todo, se hizo con las riendas del juego en los primeros compases. Su volea causó estragos. Clavó tres en la pared izquierda que le ayudaron a coger ventaja: 10-1.

Grises en el arranque, Laso y Albisu tardaron en entonarse. El ataundarra calentó motores para protagonizar media docena de buenos tantos en los que acosó incluso a Zabaleta. Laso, desdibujado durante muchas fases de la contienda, asomó con un par de remates de gancho para limar la desventaja: 10-6.

Resultó un espejismo. Zabaleta, fresco de pegada durante toda la segunda vuelta a pesar de que sufre más fuera de su Labrit, volvió a mandar en la zaga para satisfacción de Ezkurdia, el mejor sobre la cancha. El delantero de Arbizu sumó mucho -once tantos de jugada- y restó poco -el gancho que estrelló en la chapa en el 19-11, con todo ventilado-. Números para aspirar a mayores objetivos si se repiten con asiduidad, si alcanzan esa regularidad siempre necesaria para estar arriba del todo.

Laso y Albisu cierran una participación con más oscuros que claros. Sobre todo en el caso del ataundarra, lejos del magnífico nivel que exhibió durante el verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos