Pelota

Erasun, alma de segalari

Jon Erasun suelta su rabia tras un tanto en la semifinal contra Urretabizkaia II. /JOSÉ MARI LÓPEZ
Jon Erasun suelta su rabia tras un tanto en la semifinal contra Urretabizkaia II. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El zizurkildarra doblega a Urretabizkaia II en un ejercicio de tesón. Gracias a esta victoria, disputará la final del Manomanista Promoción contra Bakaikoa el sábado 19 en Pamplona

JOSEBA LEZETAIKAZTEGIETA

Jon Erasun se decantó por la pelota aunque su padre, Juan Manuel, fue segalari y aizkolari. Lo que sí heredó el hijo fue la capacidad de sufrimiento de su aita, habituado a cortar hierba sin apenas descanso en amplias parcelas durante el tiempo que hiciera falta. Cuando el zaguero zizurkildarra de Asegarce salta a la cancha lo hace dispuesto a pasar una hora, dos o cien; a correr; a defender como sea; a llegar a la pelota más difícil; a saltar a por ella si es necesario; nunca se deja nada en la guantera.

Semifinales como las de Ikaztegieta, de 61 minutos y 321 pelotazos a buena, le van como anillo al dedo. Mientras Beñat Urretabizkaia, su oponente, sufría calambres, Jon Erasun los evitaba o simplemente los disimulaba. Para cuando el zizurkildarra solicitó su primer descanso, el pelotari local había agotado dos de los tres que le concede el reglamento. Siete de los once tantos de más de once pelotazos cayeron de su lado. En el 15-8 devolvió desde el ocho una pelota que le había rebasado y Urretabizkaia falló en el uno. Premio al tesón.

22 Erasun

16 Urretabizkaia

tiempo de juego:
61 minutos y 30 segundos
Pelotazos a buena:
321
Tantos de saque:
Erasun, 4. Urretabizkaia, 1
Faltas de saque:
Erasun, 0. Urretabizkaia, 0
Tantos en juego:
Erasun, 11. Urretabizkaia, 13
Tantos perdidos:
Erasun, 2. Urretabizkaia, 7
Marcador: 1
0, 1-2, 4-2, 4-3, 11-3, 11-8, 18-8, 18-10, 20-10, 20-16 y 22-16
Momios de salida:
100 a 70 a favor de Urretabizkaia II. 50 a 100 por abajo
Botilleros:
Jon Eskudero dirigió a Jon Erasun y Xabier Telletxea, a Beñat Urretabizkaia. Ambos son manistas aficionados
Incidencias:
alrededor de 300 pelotazales en el frontón Galtzalde de Ikaztegieta. Ambos agotaron su cupo de tres descansos: Erasun en el 11-7, 18-9 y 20-15; Urretabizkaia II, en el 2-2, 9-3 y 17-8.

Erasun trabajó sin tregua para contrarrestar la mayor pegada de derecha de Urretabizkaia. Tomó la delantera 3-2 y no volvió a perderla. Tuvo incluso la oportunidad de cosechar una victoria amplia, de ninguna manera cómoda, ya que vencía 20-10. Una reacción del contrario, que completó sus mejores momentos cuando más le apuraba el físico, apretó los números hasta el 20-16.

Aliado con la pared izquierda

No se descompuso Erasun. En el siguiente tanto, llegó al ancho y cruzó la pelota de derecha. Soltó un grito, recuperó el saque y culminó con un 22-16 que hace justicia y le permitirá disputar su primera final del Manomanista Promoción, que se une a la del Parejas de plata que ganó junto a Arteaga II en 2017. Bakaikoa le espera el sábado 19 en Pamplona.

La pared izquierda es el otro aliado de Erasun. No guarda ningún secreto para él. Son íntimos. Si tiene pelota para tomar la iniciativa con la derecha, cruza la pelota en nueve de diez oportunidades. Encuentra el ángulo. Si le toca defenderse de aire, prefiere colocarse de zurda y hace buena la pelota en el 95% de las ocasiones. También es cierto que deja pelota servida. Urretabizkaia, que tiene dinamita en la derecha, la desaprovechó por no saber usarla.

Delantero en su día, existen motivos para creer que Beñat Urretabizkaia controla el arte del remate. Pero la eliminatoria demostró que no es muy superior en esa faceta a un Jon Erasun capaz de atreverse con la dejada y la dos paredes. Eso sí, después de insistir e insistir, sin perder en ningún momento la esencia de un estilo laborioso. Tiene alma de segalari.

Urretabizkaia, a punto de perder un tanto por entrar al vestuario

 

Fotos

Vídeos