Pelota | Campeonato de Parejas

Triunfos de Elezkano II-Rezusta (6-22) y Olaizola II-Albisu (22-15)

La derecha de Jon Ander Albisu reinó ayer en Estella. A su lado, Bengoetxea VI./MONTXO
La derecha de Jon Ander Albisu reinó ayer en Estella. A su lado, Bengoetxea VI. / MONTXO

Los de Aspe cosechan su primer punto en Barcelona y los de Asegarce, el segundo en Estella

ENRIQUE ECHAVARREN

Olaizola II y Albisu son los nuevos líderes, gracias a la diferencia de tantos, de la clasificación del Campeonato de Parejas después de su victoria sobre Bengoetxea VI y Ander Imaz en el Remontival de Estella. En esta ocasión no tuvieron que sufrir tanto como hace una semana en el Labrit de Pamplona ante Urrutikoetxea y Aretxabaleta para sumar el segundo punto. No hizo falta una remontada in extremis. Ya de salida encontraron el agujero para hacer el tanto. Oinatz, todo tesón y corazón, necesitaba más ayuda en la cancha.

De momento, a Ander Imaz le falta ese punto de confianza y de forma que mostraba el año pasado cuando formó pareja con Aimar. El zaguero oiartzuarra, justo de manos en octubre, transmite inseguridad y eso tiene un elevado coste ante un pegador como Albisu. El dominio del ataundarra fue incontestable. A Ander Imaz se le cayó la primera pelota con la derecha y volvió a fallar con la misma mano dos tantos después. Mal presagio. El castigo de Albisu, al que también ayudó Olaizola II, comenzó a dar sus frutos.

El goizuetarra, al que se le vio un poco lento en los desplazamientos laterales, aprovechó todas las pelotas que llegaban llorando al frontis. El 5-0 inicial se convirtió en un 9-1 que parecía definitivo -soberbio el derechazo del ataundarra al rebote en ese tanto-, pero en ese momento apareció Oinatz. El leitzarra tiró de orgullo para devolver algo de emoción a un partido que tenía dueño.

Se acercaron los azules a tres tantos (10-7) gracias a la efectividad de Bengoetxea VI en el remate y a un par de errores de los contrarios. Los únicos que cometieron en todo el partido. El primero de Aimar en el 10-5 al pillarle la pelota a contrapié y resbalarse al intentar reaccionar. El segundo, de Albisu en ese mencionado 10-7 tras mandar la pelota al colchón superior. Sus dos únicos borrones en toda la contienda. Si una pareja no falla y suma juego, es muy complicado remontarle.

La renta favorable a Olaizola II y Albisu siguió aumentando (14-7 y 17-10). No había color en la cancha. Albisu se encontraba como en el patio de su casa, Ander Imaz seguía sufriendo el asedio de sus rivales, entregaba mucha pelota y Aimar decidía delante. Pero llegó otro nuevo arranque de furia de Oinatz. No estaba dispuesto a entregar el punto sin presentar batalla. Con una tacada de cinco tantos consecutivos, en la mejor fase de aciertos del leitzarra, comprimió el luminoso (17-15).

Fue un espejismo. Al tanto siguiente, Ander Imaz falló de nuevo con la derecha y se acabó. Olaizola II y Albisu recuperaron el saque y no dejaron escapar la victoria. El ataundarra machacó sin piedad al oiartzuarra en los últimos tantos. Oinatz ya no pudo entrar en juego. El agujero seguía abierto.

 

Fotos

Vídeos