«Lo más difícil, restar los saques»

Olaizola II calienta en el Moderno de Baiona. /  LUSA
Olaizola II calienta en el Moderno de Baiona. / LUSA

Concluidos los partidillos, Aimar Olaizola pidió a su delantero Peio Larralde que sacara varias veces. «Lo más difícil es restar los saques. Los meten en la ventana que hay en el rebote y apenas dispones de sitio para extender y soltar el brazo. También me cuesta colocarme cuando la pelota viene por el tejadillo porque no sabes si va a botar dos, tres o cuatro veces. Por lo menos, voy a tener conmigo al mejor delantero». Sus rivales serán el cubano Waltary y Guichandut, ganadores del Masters de 2017 y campeones de Francia.

 

Fotos

Vídeos