Pelota

Han dado la vuelta al calcetín

Semifinalistas. Danel Elezkano, Aimar Olaizola, Jokin Altuna y Joseba Ezkurdia aspiran al mismo objetivo, la final del Manomanista./LOBO ALTUNA Y MICHELENA
Semifinalistas. Danel Elezkano, Aimar Olaizola, Jokin Altuna y Joseba Ezkurdia aspiran al mismo objetivo, la final del Manomanista. / LOBO ALTUNA Y MICHELENA

Olaizola II y Elezkano II juegan hoy en el Labrit, mientras que mañana en el Bizkaia será el turno de Ezkurdia y Altuna III. Entre los cuatro semifinalistas de 2018 no figura ninguno de los que disputaron las de 2017

JOSEBA LEZETA

Cuesta hablar de renovación en unas semifinales del Manomanista de Primera en las que todavía está presente Aimar Olaizola a sus 38 años, pero la permuta de nombres y de hombres es innegable y a la vez sorprendente. Ninguno de los cuatro mejores de 2017 figura en el selecto cuarteto de 2018. Olaizola II, Elezkano II, Ezkurdia y Altuna III relevan a Rezusta, Bengoetxea VI, Irribarria y Urrutikoetxea, sus víctimas respectivas. Adiós a los cabezas de serie.

Le han dado la vuelta al calcetín de la competición reina en un ejercicio que demuestra que el abanico de manomanistas es más amplio de lo que podía parecer. Hay otra circunstancia llamativa. Se han clasificado los cuatro delanteros que disputaron la liguilla de semifinales del Campeonato de Parejas. Quienes en teoría han dispuesto de más tiempo para una preparación específica han caído por el camino. Los propios pelotaris insisten: «Prevalecen el momento de forma de cada uno y el grado de confianza». Esta vez sí.

Un fin de semana la mar de interesante espera al pelotazale en general y al amante del Manomanista en particular. Aimar Olaizola y Danel Elezkano están citados esta tarde en el Labrit de Pamplona para dirimir la primera semifinal, incluida dentro de un festival que comienza a las 17.00 y ETB1 retransmitirá desde el mismo instante en el que concluya la etapa del Giro de Italia. El lleno está garantizado desde que hace una semana se agotaran las localidades de asiento. Hoy solo pondrán a la venta paseos para seguir los partidos de pie. El veterano es favorito en las apuestas con momios que rondarán el doble a sencillo.

Mañana en el Bizkaia de Bilbao recogerán el testigo Joseba Ezkurdia y Jokin Altuna. La función, retransmitida en su totalidad por ETB1, arrancará a las 17.00 y de momento el número de reservas asciende a 1.200, a la espera de lo que depare la demanda de última hora. Excepción hecha de las finales, resulta complicado no solo llenar sino adecentar la imagen del templo de la capital vizcaína, con espacio para 3.000 espectadores. El Atano III era el frontón idóneo para este choque por cercanía y dimensiones, pero las empresas han optado este año por fijar las sedes y el calendario desde el día de la presentación. El pronóstico deportivo está tan abierto que los corredores cantarán de inicio a la par. No hay favorito como tal para el dinero.

Los ganadores del Labrit y del Bizkaia, sean cuales sean los resultados, accederán a una final inédita que tendrá lugar el domingo 27 en Bilbao. Los perdedores, salvo renuncia de uno de los dos, quedarán convocados para el partido por el tercer puesto del domingo 20, una semana antes de la puesta en juego de la txapela, en el Izarraitz de Azpeitia. El vencedor de este compromiso por el bronce será designado primer suplente para la gran final.

Undécima semifinal de Aimar

Es la undécima ocasión en la que Olaizola II, todo un clásico, se cuela entre los cuatro mejores. Hay otro dato que sobresale en sus estadísticas. De las diez anteriores ha alcanzado la final en nueve. Solo se le escapó la de 2004, edición en la que se disputó una liguilla de semifinales en lugar de eliminatorias directas. Ese porcentaje de acierto avala la trayectoria de un pelotari único que después de dos eliminaciones consecutivas en cuartos de final -ambas ante los ganadores de la txapela- ha recuperado un protagonismo estelar, el que corresponde a un pelotari para la historia.

Superada la fascitis plantar que le trajo de cabeza desde el pasado verano, el de Goizueta ha vuelto con fuerza al primer plano del Manomanista con un objetivo claro: alcanzar su décima final y la quinta txapela en esta competición, que se le resiste desde 2013.

Danel Elezkano, por contra, se estrena como semifinalista, quince días después de debutar como cuartofinalista gracias a un juego agresivo, valiente y pleno de determinación. Saque y remate son los certeros argumentos del pelotari que menos se ha prodigado en la competición reina entre los protagonistas de este fin de semana. Menos incluso que un Jokin Altuna dos años más joven que él.

También Joseba Ezkurdia es nuevo en estas lides, si bien en su caso había llegado a dos cuartos de final, en 2016 y 2017. Mikel Urrutikoetxea le cerró el paso en ambos casos. El de Arbizu, reciente campeón del Parejas con Zabaleta, desborda positivismo en la actualidad: las manos le responden, físicamente está exultante, cada entrenamiento de frontón es mejor que el anterior, elige pelotas tirando a motelas en lugar de vivas... Rebosa confianza.

Pese a ser el semifinalista más joven de 2018 con 22 años, Jokin Altuna posee experiencia en estas lides. La ausencia obligada de Juan Martínez de Irujo le permitió en 2016 saltarse un peldaño y filtrarse entre la élite de la modalidad. En el Bizkaia de Bilbao, el mismo escenario de mañana, Mikel Urrutikoetxea le doblegó 22-6. El amezketarra tenía 20 años recién cumplidos en aquella ocasión.

Julen Retegi y un Mikel Urrutikoetxea que se presumía inaccesible han sido las víctimas de un manomanista todavía en formación que combate a base de técnica el poderío físico de hombres de más de 84 kilos. Él pesa 75.

Más

 

Fotos

Vídeos