Pelota

Olaizola II-Albisu contra el poder de Aspe

Presentación del Campeonato de Parejas. /DV
Presentación del Campeonato de Parejas. / DV

Artola, de vuelta tras la ausencia del pasado año, forma pareja con el novel Mariezkurrena II

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA

Una sola novedad en cuanto a nombres, la del debutante Jon Mariezkurrena, el regreso de Iñaki Artola tras su ausencia en la anterior edición, la baja de Mikel Larunbe por una lesión en la mano, dos parejas que repiten -Altuna III-Martija y Elezkano II-Zabaleta-, Ladis Galarza con un anagrama distinto al de hace un año y un sistema de competición idéntico al de temporadas precedentes conforman las líneas maestras del Campeonato de Parejas, la competición oficial más larga de la temporada manista profesional. Presentado este martes en el Bizkaia de Bilbao sin que sus protagonistas lucieran publicidad en el pecho de sus camisetas -no hay patrocinador-, arranca la noche del viernes en Amezketa con la destacada presencia de los finalistas del último Cuatro y Medio, Ezkurdia y Altuna III.

Unai Iglesias, gerente comercial de Asegarce, ha subrayado que «hemos buscado un equilibrio» cuando explicó la composición de las cuatro parejas alineadas por su empresa. Da la impresión de que la intención choca con la realidad porque la unión entre Olaizola II y Albisu sobresale por encima de las tres restantes integradas por sus compañeros. Pocas veces, por no decir nunca, ha tenido el de Goizueta la ocasión de llevar a su espalda al zaguero número uno. Y suma veinte participaciones.

Ni siquiera en su estreno, en 2000. Todavía en las filas de Aspe y con 20 años recién cumplidos, le alinearon con Auxkin, al que Arroyo II sustituyó en uno de los cinco compromisos. Ya en la recta final de su carrera, despojado de las responsabilidades propias del número uno en las combinaciones y en los cruces, juega con el mejor apoyo posible.

«Ya tenía ganas de jugar con Albisu», apunta el de Goizueta, que a estas alturas apura las posibilidades de engalanar su nutrido palmarés con la que sería su cuarta txapela del Parejas tras la de 2008 con Mendizabal II, la de 2011 con Begino y la de 2016 con Urrutikoetxea, delantero al que asignaron labores de zaguero.

Aunque el propio Aimar recuerda que «hemos perdido todos los partidos que hemos jugado juntos este verano», Olaizola II y Albisu componen sobre el papel la pareja más sólida de Asegarce para hacer frente al poderío de Aspe, cuyos pelotaris coparon la final de la pasada edición y han ganado las cuatro últimas grandes competiciones, dos del Cuatro y Medio, una del Parejas y una del Manomanista.

La mayoría de voces otorgan el papel de favoritas a la citada Olaizola II-Albisu y a dos parejas de Aspe, Elezkano II-Rezusta e Irribarria-Zabaleta. La presencia de tres zagueros que acostumbran a marcar una clara diferencia sobre el resto inclina los pronósticos de su lado. Después, como siempre, la cancha dará y quitará razones. Tampoco sería la primera vez que alguna de las favoritas falla.

Mayor cuajo y experiencia

Altuna III y Martija ya dieron guerra hace un año, con diez victorias en catorce jornadas de la primera fase. Un número alto. Un año más de experiencia y de cuajo refuerza a estos dos jóvenes. Luego, como siempre, el momento de forma pesará en el rendimiento más que la teoría.

También Urrutikoetxea y Aretxabaleta causaron una magnífica sensación a finales de 2017, con pleno de victorias en sus cuatro compromisos después de que el zaguero de Markina sustituyera a Ladis Galarza y antes de que una rotura en el dorsal derecho le apeara del campeonato. El delantero de Zaratamo va a más y su compañero responde cuando su físico se lo permite.

Los pelotazales presumen trabajo extra para Ezkurdia para potenciar las aptitudes y ocultar las debilidades de Galarza. Tarea de número uno. Avisa el campeón del Cuatro y Medio que irán «partido a partido».

Artola y Mariezkurrena II, dos pegadores y dos magníficas derechas, forman otra combinación explosiva. Su techo dependerá en buena parte de la regularidad del zaguero debutante.

Oinatz Bengoetxea, por su parte, asume que «Ander Imaz y yo no formamos la pareja más pegadora. Nos dominarán en muchos partidos». Liberados de responsabilidades, lo contrarrestarán con trabajo, fe y oficio. Hasta donde lleguen.

Catorce jornadas a doble vuelta componen la primera fase. Las cuatro primeras clasificadas obtendrán el pase a la liguilla de semifinales, de tres jornadas. La final tiene fecha y sede: el domingo 7 de abril en el Bizkaia de Bilbao.

Cinco partidos bombón para el Astelena de Eibar

Seguro que Fernando Vidarte está contento con la asignación de encuentros al Astelena en la primera vuelta. Al frontón de Eibar le corresponden cinco partidos bombón, preciosos a priori. El jueves 30, tradicional fecha de San Andrés, programarán en horario de tarde un atractivo Altuna III-Martija contra Irribarria-Zabaleta. En la siguiente jornada, la tercera, la catedral de la mano albergará el domingo 9 de diciembre el choque entre Olaizola-Albisu y Artola-Mariezkurrena II. El día de Navidad acudirán al Astelena Altuna III-Martija y Artola-Mariezkurrena II; en Año Nuevo, turno para Altuna-Martija y Olaizola II-Albisu. Cerrarán las navidades el día de Reyes, 6 de enero, con Olaizola II-Albisu e Irribarria-Zabaleta. Oferta difícil de mejorar.

 

Fotos

Vídeos