Pelota

Botellas de sobra para descorchar

Urrutikoetxea golpea de derecha ante Irribarria ayer en el Adarraga de Logroño./FERNANDO DÍAZ
Urrutikoetxea golpea de derecha ante Irribarria ayer en el Adarraga de Logroño. / FERNANDO DÍAZ

Aspe se lleva el Desafío del Vino gracias a Irribarria-Martija y P. Etxeberria

ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Los pelotaris de Aspe están en deuda con Pello Etxeberria. El triunfo del delantero de Zenotz ante Asier Agirre les permitió llevarse las 1.200 botellas de las bodegas Domus Dei correspondientes al Desafío del Vino. Antes, Irribarria y Martija, que ganaron con comodidad a Urutikoetxea y Mariezkurrena II, habían establecido el empate ya que Bakaikoa se había impuesto en el mano a mano que abría el festival a Darío. Tienen tiempo de sobra para descorcharlas.

Etxeberria cimentó su victoria en base al trabajo y a la defensa. No se precipitó y jugó muy serio. Lo contrario que Agirre. El campeón de Segunda -título que le permite figurar este año en Primera- fue un manojo de nervios. Quiso hacerlo todo a demasiada velocidad. A remolque siempre en el marcador, el pamplonés se encontró con un muro muy difícil de rebasar, que se anticipaba a todas las jugadas y que acababa los tantos con la precisión de un relojero. Casi sin darse cuenta se encontró con un 8-17 en contra. Penalizado por sus constantes errores, Agirre decidió jugársela. No le quedaba otra. Y acertó, pero a medias. Pello Etxeberria cometió su primer fallo en el 9-17 al enviar una dejada a la contracancha. Hasta ese momento, ninguna muestra de debilidad.

Agirre lo tuvo prácticamente todo en contra. Hasta la suerte le dio la espalda. Los jueces dieron vuelta en el 12-18 cuando no debían haberlo hecho ya que Pello Etxeberria, muy forzado, no tenía ninguna oportunidad de devolver la pelota en el txoko. Agirre protestó tímidamente. No sirvió de nada. Volvió a sacar y cometió falta por tiro corto. Parecía que le habían echado un mal de ojo. Pello Etxeberria no dejó escapar la victoria, ni el vino.

Irribarria, poderoso

Mikel Urrutikoetxea debutaba en la feria de San Mateo -al suspenderse el festival del lunes por la inundación, su partido del martes fue borrado de las carteleras- en el partido de parejas con Mariezkurrena II. El de Zaratamo, que reapareció hace una semana en Galdakao y que luego jugó en Bermeo, acusó la inactividad después de haber estado más de tres meses parado por culpa de una mononucleosis. Detalles aislados. Mariezkurrena tampoco le ayudó demasiado. Estuvo siempre dominado y entregó mucho. Necesita tiempo para hacerse.

Irribarria y Martija les pasaron por encima. El zurdo de Arama está fresco. Se nota en su juego. Acabó bien el tanto y castigó al zaguero contrario una y otra vez. Fue un martillo pilón. Martija también colaboró en la labor de acoso y derribo al zaguero de Berriozar. El marcador pudo ser incluso más amplio.

El duelo mano a mano entre Bakaikoa y Darío fue una lotería. Pudo ganar cualquiera en un partido duro, con alternativas en el marcador. Bakaikoa supo templar los nervios en los momentos más comprometidos. Darío pecó de irregular.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos