Pelota

Bikuña pierde con buena nota

Un momento del partido./Unanue
Un momento del partido. / Unanue

El de Gros resiste a Irribarria y Ladis Galarza en su primer estelar. Arropado por Ezkurdia, pegó bien de atrás con la derecha, llevó a buena pelotas difíciles y cubrió cancha con rapidez

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETAZarautz

Iñigo Bikuña acariciaba el notable. Dos errores en la recta final, uno de derecha abajo en el 19-16 y uno de zurda al colchón de arriba en el 20-17, le bajaron ligeramente la nota. Abandonó el frontón Aritzbatalde de Zarautz, escenario de su primer estelar un mes después de su debut, con un aprobado alto y comentarios favorables de los pelotazales. Gustó su rendimiento y su comportamiento en un partido intenso, equilibrado y duro al que no le perdió la cara pese a salir derrotado 22-17 en compañía de Ezkurdia frente a Irribarria y Ladis Galarza, dos pegadores a los que resistió el zaguero de Gros.

22 IRRIBARRIA - GALARZA

17 EZKURDIA - BIKUÑA

Tiempo de juego:
64 minutos y 30 segundos.
Pelotazos a buena:
491.
Tantos de saque:
Irribarria, 2. Ezkurdia, 2.
Faltas de saque:
Irribarria, 0. Ezkurdia, 0.
Tantos en juego:
Irribarria, 8. Galarza, 3. Ezkurdia, 6. Bikuña, 1.
Tantos perdidos:
Irribarria, 3. Galarza, 5. Ezkurdia, 5. Bikuña, 4.
Marcador:
0-1, 2-1, 2-3, 4-3, 4-4, 7-4, 7-6, 8-6, 8-7, 9-7, 9-10, 12-10, 12-12, 13-12, 13-14, 14-14, 14-15, 15-15, 15-16, 19-16, 19-17 y 22-17.
Momios de salida:
tendencia por Irribarria y Ladis Galarza. 80 a 100 por abajo.
Telonero:
Darío y Tolosa vencer 13-22 ante Mendizabal III y Jaunarena en un partido plagado de impreciones y errores. Xabi Tolosa mantuvo el tipo. Mal los dos perdedores, en especial el zaguero de Leitza.
Incidencias:
floja asistencia en el Aritzbatalde de Zarautz. 250 pelotazales. Entre los seguidores de Bikuña, dos deportistas donostiarras de élite, el rider Lucas Eguibar y el baloncestista Julen Olaizola, recién fichado por el GBC.

Mantuvo el tipo y la concentración a pesar de que en el calentamiento un derechazo suyo salió desviado con fuerza hacia la zona de las butacas de cancha. La pelota estuvo a punto de impactar en la cabeza de un espectador situado en la tercera fila que charlaba animadamente con el del asiento contiguo. Todo quedó en un susto. Principalmente para el pelotazale.

Bikuña dio sobre la cancha una medida aproximada de su valor actual y, más importante aún, esbozó por dónde puede ir su progresión como pelotari a medio plazo. Arropado por un Ezkurdia que le dio cobijo cada vez que pudo, el donostiarra peloteó bien de derecha. También desde atrás, lo que permite concebir esperanzas en él como aspirante a alternar en estelares. La derecha le funciona, si bien necesita coger más altura en el frontis para aprovechar mejor el poder de su brazo.

«Cuando pierdes nunca estás contento, pero creo que he jugado un partido correcto», apuntó Iñigo Bikuña segundos después de acabar el partido, sentado en el set de descanso. «Creo que he estado bien en defensa. Ezkurdia me ha ayudado mucho. Ha sido un encuentro equilibrado. Físicamente he bajado algo al final. Estos partidos tienen otro ritmo. Tendré que habituarme a él».

Porque Irribarria, delantero poderoso que acostumbra a castigar al zaguero rival, y Ladis Galarza, fresco de pegada, le pusieron a prueba. El zaguero de Baraibar presentó sus credenciales en el segundo tanto. Llegó en carrera desde atrás, empalmó un derechazo soberbio a la altura del cuatro y medio y la pelota viajó con violencia para arrimarse cerca del diez. Como para asustar a cualquiera.

Falló cinco tantos Ladis Galarza, incluidos tres claros que se le marcharon abajo, pero exhibió pegada e impuso una cadencia alta a los peloteos entre ambos zagueros. Apretó de lo lindo, lo que pone en valor la actuación de Bikuña, carente a sus 21 años de experiencia en estas combinaciones.

Entre las virtudes del donostiarra figura su capacidad para cubrir cancha. Pese a su envergadura -mide 1,93 de estatura-, mueve con rapidez las piernas y llega a cubrir el txoko cuando hace falta. También posee un buen sotamano para solventar situaciones comprometidas.

Ezkurdia, magullado y herido

La fortuna no acompañó a Ezkurdia ayer en Zarautz. Además de perder, regresó magullado y herido a Arbizu. En el 9-10, una escapada de Ladis Galarza impactó en su muñeca derecha. Sus gestos de dolor fueron evidentes. Continuó. Unos tantos más tarde, en su intento de devolver un remate al ancho de Irribarria, una de sus rodillas golpeó el suelo. A pesar de llevar rodillera, sufrió un corte. Ya en el vestuario, se le inflamaron tanto la muñeca como la rodilla y el doctor Urrutia le aplicó hielo en las dos articulaciones.

Bien Irribarria. Cobró tres remates claves a partido del 16-16, el undécimo abrazo en el marcador de un choque equilibrado de principio a fin. El campeón manomanista fue decisivo. Ahora bien, de un pelotari de su calidad, de su pegada y con sus aptitudes se espera que tome la iniciativa con mayor asiduidad y marque la diferencia, que su rendimiento sobre la cancha obligue a la empresa a ponerle en combinaciones como esa... con los zagueros cambiados.

Más

Temas

Zarautz