Pelota

Bera inspira y motiva a Irribarria

Iker Irribarria, protagonista ayer en un frontón de Bera lleno hasta la bandera, se lamenta de uno de sus contados fallos. / LOBO ALTUNA
Iker Irribarria, protagonista ayer en un frontón de Bera lleno hasta la bandera, se lamenta de uno de sus contados fallos. / LOBO ALTUNA

Autor de quince tantos de jugada, el campeón manomanista aprovecha el dominio de Rezusta sobre Martija para brillar y ganar a Altuna III

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETABERA.

Iker Irribarria encontró en Bera ese punto de inspiración imprescindible para dar un salto de calidad en los partidos de parejas. El campeón manomanista, autor de quince tantos de variada factura -ninguno atrás, por cierto-, doblegó 22-18 en compañía de Rezusta a Altuna III y Martija, por delante en el electrónico hasta el 15-15. Terminaron mejor los colorados.

22 IRRIBARRIA REZUSTA

18 ALTUNA III MARTIJA

Tiempo de juego:
55 minutos y 14 segundos.
Pelotazos a buena:
433.
Tantos de saque:
Irribarria, 0. Altuna III, 0.
Faltas de saque:
Irribarria, 0. Altuna III, 0.
Tantos en juego:
Irribarria, 15. Rezusta, 0. Altuna III, 11. Martija, 1.
Tantos perdidos:
Irribarria, 5. Rezusta, 1. Altuna III, 4. Martija, 3.
Marcador:
2-0, 2-5, 5-5, 5-10, 10-10, 10-13, 12-13, 12-14, 13-14, 13-15, 19-15, 19-16, 20-16, 20-18 y 22-18.
Momios de salida:
a la par con tendencia por Altuna III y Martija.
Telonero:
Jaka, resolutivo en ataque, y Bikuña, que acabó con la mano derecha muy cargada, se imponen 22-19 tras frenar la reacción final de Peio Etxeberria y un buen Erostarbe, que igualan a 18 después de ir 18-12 por detrás.
Incidencias:
lleno en el frontón Eztegara de Bera con algo más de 700 pelotazales de distintas edades. Mucha gente de la comarca del Bidasoa. También de Lapurdi.

Hace unos meses, Irribarria encontró también en Bera a su actual preparador físico, Julen Errandonea, amante de la montaña y participante en alguna expedición al Himalaya con quien ha hecho buenas migas. Incluso comparten una cuadrilla de amigos. Además, ambos son concejales, cada uno en su pueblo.

Quizá por esa conexión también era especial esta visita. También le motivan los duelos contra Jokin Altuna. Más si cabe cuando la presencia del amezketarra anima a encarecer cinco euros la entrada respecto a 2018. Irribarria se reivindicó. Dada su calidad y su juventud, las carreras de estos dos pelotaris de 23 años van a discurrir paralelas durante lo que resta de década y posiblemente en la siguiente.

Irribarria salió a por el encuentro desde el principio. Pilló a la contra a Altuna III en el primer tanto y una cortada de zurda desde el centro de la cancha a la pared izquierda le proporcionó el 2-0. Pisaba fuerte el acelerador.

El amezketarra contestó con sus argumentos para igualar 2-2 y tomar después la delantera. Paradas al txoko, un gancho al que siguió un derechazo atrás, un amago bien aprovechado por Martija... La fortuna dio la espalda a Irribarria en dos remates con marchamo de tanto que tocaron la esquina de la chapa que delimita la cancha de la contracancha del recinto beratarra. No le amilanaron.

Pegaba más Rezusta atrás, donde Martija resistía y aprovechaba las ventajas fabricadas por Altuna III. Protegía su zona Irribarria cuando le buscaban los contrarios. Defendió bien. El choque avanzaba por rachas y cada pareja aprovechaba su material: 5-5, 5-10, 10-10, 10-13 y 12-13.

Mayor dominio de Rezusta

Sin embargo, Beñat Rezusta acentuaba ya su dominio, al mismo tiempo que Martija comenzaba a dejar más pelota servida. Irribarria, que lucía el cuchillo entre los dientes desde el primer instante, armó el brazo ejecutor. Sin liarse, demostró sosiego para elegir las mejores oportunidades de remate y culminarlas. Altuna III, huérfano de ocasiones, tampoco encontró el acierto suficiente para castigar a la contra. No solo eso, sino que el propio Irribarria sacó tajada de tres o cuatro acciones para clavarle bonitos remates.

El tanto más brillante de la tarde también llevó la firma del zurdo de Arama. Martija aprovechó sendos amagos de su delantero para soltar dos derechazos. Irribarria había corrido atrás para socorrer a su compañero y cubrir su zona. Cuando le llegó la segunda, soltó un voleón al ancho desde el seis. Impresionante, significó el 10-10.

Irribarria y Rezusta, que perdió un solo tanto al mandar al colchón de arriba una pelota que se le arrimó, remontaron del 13-16 al 19-16 y tiraron de la solidez que les condujo al título del Parejas en 2017 para anotarse una victoria convincente.

Más