Pelota

Batalla de Endikas en busca de una plaza en la gran final

Barrenetxea IV y Endika muestran las pelotas con las que jugarán hoy en Galarreta. / MAIALEN ANDRÉS
Barrenetxea IV y Endika muestran las pelotas con las que jugarán hoy en Galarreta. / MAIALEN ANDRÉS

Endika y Barrenetxea IV disputan en Galarreta la semifinal del Individual y Urriza espera al ganador en la cita del sábado 14

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Endika Urrutia y Endika Barrenetxea se enfrentan esta tarde en Galarreta en la semifinal del torneo Kutxabank, el Individual de remonte. Es una eliminatoria directa, no hay tanteo que valga y el objetivo es el mismo: disputar la final. Javier Urriza espera al vencedor en la gran cita del sábado 14 en el frontón largo hernaniarra. El festival arranca a las 16.00 horas y la semifinal es el segundo partido del programa.

Ambos tienen 29 años, pero el de Saldias lleva uno más de profesional que el hernaniarra. Endika debutó el 6 de julio de 2009 en el Euskal de Huarte. Barrenetxea IV lo hizo el 19 de diciembre del mismo año, en Galarreta. Se conocen a la perfección, no hay secretos entre ellos. «Hemos sido rivales un montón de veces, desde el GRAVN», recuerda Barrenetxea, que trabaja en Hernani como gestor de la empresa Urumena, dedicada a la promoción de viviendas.

Endika, primo del exremontista Miguel Mari Urrutia, trabaja desde hace seis años en la Comunidad de San Marcos y señala que «empezamos a la vez a jugar a remonte y nos hemos visto las caras en numerosas ocasiones, pero llevamos casi dos años sin jugar en contra mano a mano. Lo hemos hecho siete veces -la primera en 2013- y le he ganado seis, pero eso no quiere decir nada. Las cosas cambian de un año a otro».

La última victoria sobre Barrenetxea IV tuvo lugar en la liguilla clasificatoria. Se impuso el de Saldias por un ajustado 30-28. «Somos parecidos en cuanto a nivel de juego -subraya Barrenetxea IV-. Cuando nos hemos enfrentado mano a mano los partidos han sido muy igualados, no ha habido resultados abultados. En ese de la liguilla se puso por delante y le pasé dos veces, pero los últimos tantos cayeron a su favor. Veo un partido complicado, trabajado, de poder».

Endika juega ahora como zaguero, al igual que lo hacía en aficionados, pero durante tres años cambió su posición y pasó adelante. «He asimilado bien volver atrás. Si has jugado en ambas posiciones parece que debes tener cogido el control de toda la cancha, pero no es así. El mano a mano es muy complicado y una semifinal, más. Preveo un partido duro, porque todos los que he jugado contra Barrenetxea IV lo han sido. A ambos nos cuesta ganar».

El saque, ¿decisivo?

Barrenetxea destaca del de Saldias «su capacidad para asumir riesgos. Yo soy más conservador. Cuando cometo un error, me cuesta volver a intentarlo de nuevo. En cambio, él no se amedrenta. Se la juega y muchas veces le sale bien». Por su parte, a Endika le gusta «el saque» de Barrenetxea «con el que suele hacer mucho daño tanto desde el ancho como desde el txoko».

Pero el saque, que a juicio de ambos será una de las claves de la semifinal, no le sirvió de nada a Barrenetxea IV en la liguilla. «Hice el doble de tantos que él con el saque y acabé perdiendo. Endika solo perdió una pelota, acertó en el remate y defendió muchísimo».

La victoria supondría la segunda final para el hernaniarra y la primera para el de Saldias. «El Individual es uno de los campeonatos más importantes y me produciría mucha alegría llegar a la final. En ediciones anteriores no he tenido suerte, ya sea por las lesiones o por que no estaba bien de juego. Solo he llegado una vez a semifinales», dice Endika.

Barrenetxea también tiene «ganas» de llegar a la final. «Cuando empezó el campeonato me puse como reto mejorar mi participación del año pasado, donde quedé eliminado en la liguilla. Ya lo he conseguido, pero tengo cierto miedo porque cuando llegué a mi primera final me diagnosticaron la enfermedad de Crohn y temo que se produzca otro brote. A Urriza le tenemos todo el rato en mente».

Más