Interpueblos

Azpeitia, finalista con una sola derrota

Titulares y suplentes de Azpeitia se ejercitaron ayer en el Atano III. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Titulares y suplentes de Azpeitia se ejercitaron ayer en el Atano III. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Los defensores del título buscan ampliar su propio registro con el quinto entorchado consecutivo

J. L.SAN SEBASTIÁN.

El primer equipo capaz de encadenar cuatro txapelas consecutivas en la historia del Interpueblos de mano no se conforma con esa hazaña. El sábado a partir de las cuatro y media de la tarde, Azpeitia buscará en el Atano III de Donostia ampliar esa marca a cinco y dejar un registro complicado de batir en el futuro. Necesita para ello doblegar a Astigarraga, hueso duro de roer que promete batalla seria. Sobre todo en cadetes y séniors.

A tenor de los resultados cosechados hasta el momento, nada presagia endeblez en el defensor del título. Azpeitia llega a la final con diecisiete victorias en dieciocho partidos. Solo la derrota sufrida de manera inesperada por Julen Egiguren -el pelotari que debutó con Aspe el lunes- y Murgiondo en la ida de las semifinales contra Azkoitia ha manchado una trayectoria casi inmaculada. Ganaron sus seis choques a Donostia primero y a Hernani después.

Son los mejores resultados de Azpeitia en su camino a la final desde 2015, edición en la que arrancó esta racha. Nunca habían sufrido menos derrotas. El balance de ese año fue de 16-5; los de 2016 y 2017, 18-3; y el de 2018, 16-5. Estos números dan un total de 85 triunfos y 17 derrotas para un total de 102 encuentros. El porcentaje de victorias roza el 84%.

Once equipos aparecen en la larga lista de damnificados de Azpeitia durante este cuatrienio con vocación de quinquenio. Tolosa, Oiar-tzun, Azkoitia, Hernani, Ataun, Astigarraga, Donostia, Asteasu, Bergara, Errenteria y Beasain.

Precisamente Tolosa y Oiartzun son los que más han sufrido en sus carnes a las parejas dirigidas por Jabi Odriozola: tres cruces cada uno. Astigarraga, que ha caído en dos ocasiones en las garras de Azpeitia, se resiste a que su número aumente en la final del sábado. Hernani y Ataun también han cedido por partida doble frente al vigente campeón.

Además, dos de las cuatro finales anteriores terminaron con sendos 3-0 favorables a los azpeitiarras: la de 2017 contra Oiartzun y la de 2016 frente a Astigarraga. Estas cifras reafirman un dominio al que de momento nadie ha puesto freno.

Dos saltos a profesional

Azpeitia ha cimentado sus éxitos en un conjunto compensado con tres parejas equilibradas. La cantera del club Ilunpe ha surtido de jóvenes elementos y de relevo a piezas que se iban desgastando. Al mismo tiempo, dos de sus pelotaris han subido al profesionalismo durante el último año. Jon Alberdi fichó por Baiko -en realidad, la empresa se llamaba todavía Asegarce- en septiembre del año pasado y Julen Egiguren se incorporó el lunes a Aspe después de intervenir en la presente edición del Interpueblos hasta la ida de las semifinales.

Oier Apezetxea, un goizuetarra que ha echado raíces en el valle del Urola -reside en Azpeitia desde hace cinco años-, es el maduro recambio para ambos como delantero sénior. Cumple hoy 28 años. Jugará arropado por el incombustible Daniel Murgiondo, pieza clave del engranaje.