PELOTA

Azpeitia, de la boda a la final

Azpeitia confía en su bloque para retener el título del Interpueblos de Euskal Herria. /  MICHELENA
Azpeitia confía en su bloque para retener el título del Interpueblos de Euskal Herria. / MICHELENA

Buscará el título de Euskal Herria ante Amurrio mañana en Amorebieta | El campeón guipuzcoano del Interpueblos recupera su equipo de gala para intentar ganar por cuarta vez este torneo

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA SAN SEBASTIÁN.

Parte de los componentes del equipo de pelota de Azpeitia afrontan un fin de semana ajetreado. Hoy, veinticuatro horas antes de la final del Intepueblos de Euskal Herria que les enfrentará a Amurrio mañaña a las 11.00 en Amorebieta, acuden a la boda del expelotari Jon Beobide, componente del grupo que gestiona actualmente el club Ilunpe.

Una victoria en Amorebieta supondría el broche perfecto a la boda y a la temporada del equipo de Azpeitia, campeón de Gipuzkoa por cuarta vez consecutiva y aspirante al cuarto entorchado en la competición de Euskal Herria, en la que defiende título. Es la quinta final para ellos en este torneo. Han ganado tres de las cuatro anteriores -2008 ante Huarte, 2015 frente al mismo rival y 2017 contra Usansolo- y han perdido una, en 2016 contra Doneztebe.

Azpeitia recupera su equipo de gala, el que superó a Ataun en la final del Interpueblos de Gipuzkoa. El delantero sénior Jon Alberdi y el zaguero cadete Jakes Elosegi vuelven a la alineación tras solucionar los problemas de manos que les impidieron participar en el contundente 3-0 endosado a Pamplona en semifinales. Oier Apezetxea, goizuetarra afincado en Azpeitia, cubrió la ausencia del mayor de los hermanos Alberdi, quien ya jugó el jueves en El Antiguo, mientras que Labaka entró en lugar de un Elosegi que ha probado sus herramientas a lo largo de la semana.

La afición azpeitiarra arropará de nuevo a sus pelotaris, aunque no de forma tan numerosa como hace tres fines de semana en el Atano III de Donostia. «Irán a Amorebieta tres o cuatro autobuses», indican fuentes del Ilunpe. «Anoche acababa el plazo para inscribirse». Que la final sea el domingo por la mañana en lugar del sábado por la tarde también restará asistencia.

Amurrio es el último escollo en el camino hacia las txapelas. El campeón alavés viene de superar a Markina-Xemein. Los azpeitiarras confían en el equilibrio de su bloque para doblegar a un equipo que confía sobre todo en sus cadetes y en sus séniors.

La pegada de Larrazabal

Larrazabal, un cadete con pegada y buena derecha, es el principal valor de Amurrio para el partido que abrirá la final. Resulta peligroso cuando tiene el día. Se ha enfrentado en más de una ocasión a Unai Alberdi, que le conoce y tratará de hacerle frente en compañía de Elosegi.

Menos complicaciones, al menos en teoría, deben encontrar Gorka Iriarte y Julen Egiguren para ganar a los juveniles alaveses. Azpeitia quiere llegar con la final resuelta al último duelo, el de categoría sénior. Si no es así, Jon Alberdi y Daniel Murgiondo deberán dar lo mejor de sí contra Dorronsoro y Legarreta, una pareja con recorrido en el campo aficionado si bien actualmente el delantero, habilidoso hasta decir basta, se prodiga menos en los torneos de relieve.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos