Un Artola para frotarse los ojos

Iñaki Artola, con el trofeo de mejor pelotari y de ganador del torneo ayer en Lekeitio./FERNANDO GOMEZ
Iñaki Artola, con el trofeo de mejor pelotari y de ganador del torneo ayer en Lekeitio. / FERNANDO GOMEZ

El delantero de Alegia, soberbio, gana con Larunbe la final de Lekeitio

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETALEKEITIO.

Iñaki Artola gobernó ayer el timón del barco pesquero de Lekeitio. Más aún. Gobernó el frontón. Más todavía. Desde mediados de agosto gobierna en la pelota a mano. Ya no es solo un garbanzo en el zapato de una Aspe dominadora hasta la irrupción del delantero de Alegia en el Villa de Zarautz para ganarlo con Albisu. Tras el paréntesis en Donostia, donde le programaron fuera de torneo, Lekeitio ha corroborado todo lo bueno que apuntaba.

Ayer en la final del Torneo San Antolín-Memorial Akarregi, que ganó 18-22 con Mikel Larunbe a Danel Elezkano y Beñat Rezusta, subió otro peldaño más su nivel de juego. Aunque pareciera difícil, demostró que era posible. ¿Dónde está su tope? Un hormigueo recorrió por dentro a los pelotazales desde la dejada al ancho con la que firmó el 0-1 hasta la consecución de la victoria cuando a Rezusta se le cayó abajo su último zurdazo.

Paradas al txoko, ganchos, voleas, dejadas sueltas, sotamanos... Eso en ataque, a un ritmo frenético e intenso. Más su defensa. Siempre de pie, sin tocar el suelo con ninguna parte del cuerpo salvo los pies. Veloz al ancho, veloz al txoko... Llegar y ponerla atrás. Vuelta a empezar. Lo mismo de derecha que de zurda.

18

Elkano II - Rezusta

22

Artola-Larunbe

Tiempo de juego
64 minutos y 56 segundos.
Pelotazos a buena
537.
Tantos de saque
Elezkano II, 1. Artola, 1.
Faltas de saque
Elezkano II, 0. Artola, 0.
Tantos en juego
Elezkano II, 7. Rezusta, 0. Artola, 13. Larunbe, 1.
Tantos perdidos
Elezkano II, 2. Rezusta, 5. Artola, 3. Larunbe, 7.
Marcador
0-2, 1-2, 1-4, 4-4, 4-7, 7-7, 7-8, 11-8, 11-11, 13-11, 13-12, 14-12, 14-13, 16-13, 16-14, 17-14, 17-19, 18-19 y 18-22.
Momios de salida
100 a 60 a favor de Elezkano II y Rezusta. 40 a 100 por abajo.
Mejor pelotari del torneo
Iñaki Artola.
Incidencias
algo más de media entrada en el frontón Santi Brouard de Lekeitio, que celebró ayer el Antzar Eguna. 545 espectadores. Algunos debieron hacer maravillas para aparcar.
DESTACADOSPrimer partido
Peña II pega y resuelve en el triunfo 22-15 con Ladis Galarza frente a Peio Etxeberria y Martija, inferiores en golpe.
Tercer partido
Agirre marca el ritmo para imponerse 18-9 con Urretabizkaia II a Elordi y Jaunarena.
Balance
Asegarce supera 5-2 a Aspe gracias al rosco, 3-0, de ayer.

No solo eso. Entró de aire desde el cuatro y desde el cinco para variar la dirección de los tantos, tomar la iniciativa... Mandar en una palabra. Ante una pareja contrastada que había dejado una magnífica impresión en la semifinal dos días antes. Con poder y definición. Ni Elezkano II ni Rezusta dieron facilidades. Es cierto que al de Zaratamo no le funcionó el gancho como en sus mejores días y que el de Bergara cometió un par de errores más de lo habitual. Sin embargo, dominó con autoridad el peloteo entre zagueros. Agobió a Larunbe, que perdió siete tantos más un resto de saque fácil.

Sucede que el delantero de la pareja rival era un Iñaki Artola que ha salvado la papeleta deportiva a Asegarce este verano con sus triunfos en Zarautz y Lekeitio. Casi nadie discute ya que ahora mismo es el mejor delantero de su empresa. Incluso del campo profesional si tomamos como referencia el último mes.

Rubén Beloki dixit

Su zaguero, Larunbe, cuya mayor seguridad en la recta final contribuyó a la victoria, apuntaba lo siguiente con el trofeo de ganador en sus manos: «Este es el mejor Artola con el que he jugado nunca. ¿Si está al nivel de Olaizola II, Bengoetxea VI y Urrutikoetxea? Ahora mismo, sí».

Rubén Beloki, intendente de Aspe, iba más allá en sus apreciaciones. «El Artola de hoy me ha recordado al mejor Olaizola II, al mejor Irujo y al mejor Titín. Por su capacidad para cargar con el partido a la espalda y sacarlo adelante ante unos rivales de cuidado». Palabras mayores. «Por momentos ha hecho todo solo», añadía Rafa Etxeberria, su gerente. La cuestión, lo verdaderamente complicado, es refrendarlo con regularidad y continuidad en el tiempo, cuando lleguen las competiciones oficiales, tanto individuales como por parejas. Debe ser el siguiente reto del rubio de Alegia.

Perdía 16-13 y en el 15-13 acababa de pegar una chapa. Elezkano II y Rezusta amenazaban con abrir un hueco insalvable en el marcador. Artola seguía en pie. Igual de agresivo. Igual de valiente. Entró de sotamano al saque del delantero de Zaratamo a la altura del cuatro y medio, mandó a Rezusta hasta el ocho y aprovechó su devolución para conectar otro gancho. Fue su acción más brillante de la tarde dentro de un ramillete de trece tantos de variada factura. También la más significativa. Todo a mil por hora. Ha caído la noche y todavía me froto los ojos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos