Pelota

Jon Ander Peña: «Jugar el año que viene en Primera es un premio muy gordo para mí»

Jon Ander Peña, en el Beotibar de Tolosa, frontón en el que debutó hace dos años con Asegarce./IÑIGO ROYO
Jon Ander Peña, en el Beotibar de Tolosa, frontón en el que debutó hace dos años con Asegarce. / IÑIGO ROYO

El tolosarra quiere lograr su primera txapela como profesional en la final del Cuatro y Medio que le enfrenta mañana en el Labrit a Joanes Bakaikoa

Enrique Echavarren
ENRIQUE ECHAVARRENSAN SEBASTIÁN.

Jon Ander Peña afronta «de momento tranquilo», las horas que restan para medirse mañana en el Labrit de Pamplona a Joanes Bakaikoa en la final del Cuatro y Medio Promoción. Está en juego la txapela, que en este caso sería la primera para el delantero tolosarra como profesional tras dos intentos fallidos -perdió el año pasado la de la jaula ante Agirre y también la del Parejas con Salaverri ante Arteaga II-Erasun-, y el pasaporte para jugar el año que viene en Primera, con los mejores especialistas.

- ¿Siente ya ese gusanillo en el estómago que aparece justo antes de los partidos importantes?

- Intento estar tranquilo, pero hay que reconocer que es una semana especial. Se nota en el contacto con la familia y los amigos porque te lo recuerdan continuamente. Además, estoy en plenos exámenes -ayer tuvo uno-, pero aunque pueda parecer raro me viene bien para evadirme de la presión.

- ¿Qué está estudiando?

- Ingeniería mecánica en Ordizia. Los libros se me dan bastante bien y no tengo problemas para compaginar los estudios con la pelota. Estoy en tercero e Irribarria cursa cuarto. Ya hemos coincidido alguna vez. Voy a clase por la mañana, de 8 a 13.30, y entreno por las tardes.

- ¿Cómo llega a la final?

- Estoy bien físicamente. Me encontré muy a gusto en la cancha el último partido que le gané a Pello Etxeberria en Beasain.

- Es la tercera tras haber perdido el año pasado la de la jaula de Promoción y la del Parejas...

- Aunque no pude ganar la txapela me quedé con la sensación de que no hice dos malos partidos, que había dado lo mejor que tenía. La presión era muy grande. Los primeras ya están habituados a jugar partidos así, pero nosotros no lo hacemos todos los días. Espero que en esta ocasión pueda volver a casa con la victoria. Tengo hambre de txapelas.

La ficha

Jon Ander Peña Olazabal
tiene 21 años. Nació el 18 de julio de 1997 en Tolosa.
Mide
1,87 metros de estatura y pesa 85 kilogramos.
Debutó
como profesional con Asegarce el 8 de octubre de 2016 en el Beotibar de Tolosa.
Subcampeón
del Cuatro y Medio Promoción (2017) y del Parejas Promoción (2017).

- ¿Qué ha cambiado de un año a otro?

- Desde que debuté he cogido cuatro kilos y ahora me siento más seguro, con más confianza. En verano he jugado más partidos que el año pasado -seis en julio, diez en agosto y doce en septiembre-, la empresa me ha dado oportunidades y creo que he respondido.

- Eso es precisamente lo que necesitaba al pecar de irregular.

- Antes tiraba todo por la borda al jugar precitado. Ahora trato de controlarme. La gente habla muy fácil, pero no sabe lo que es estar ahí en la cancha, lo difícil que es ganar.

- ¿Cuántos entrenamientos específicos ha hecho para preparar la final lo mejor posible?

- Durante el campeonato habré hecho unos ocho o nueve y en estas dos últimas semanas otros cuatro.

- ¿En qué ha incidido más?

- Sobre todo en el saque y el resto. Y también en alargar el peloteo para tener lejos del frontis al contrario. Pienso que he mejorado mucho en defensa. Ya no cometo los errores de antes y soy más trabajador. Eso se consigue a base de meter horas entrenando, día a día notas mejoría. Algunos necesitan más tiempo que otros, pero en mi caso la diferencia la noto sobre todo en la derecha. Antes tenía muchas dudas, se me caían muchas pelotas con la derecha. Ahora también alguna vez, pero muchas menos.

- ¿Qué me dice de Bakaikoa, su rival en la lucha por la txapela?

- Nos enfrentamos en la liguilla de cuartos y me ganó bien -9-22- en Legutio y en verano ya hemos jugado varios partidos en la jaula. Es un rival muy duro. Parece que no hace nada y gana muchos partidos. Te deja jugar y luego te gana. Es muy trabajador, no da una pelota por perdida.

«Antes tiraba todo por la borda al jugar precipitado, ahora me siento más seguro, con confianza»

«¿Lo peor de Bakaikoa? Me lo callo, pero tiene pocos puntos débiles y es muy trabajador»

- ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

- Lo mejor que tiene Bakaikoa es la defensa.

- ¿Y lo peor?

- Me lo callo, pero tiene muy pocos puntos débiles.

- La recompensa es muy golosa para ambos...

- La txapela es un símbolo de que has ganado, pero tener la oportunidad de jugar el año que viene en Primera es algo grande. Sería un premio muy gordo para mí.

- ¿En quién se fija para jugar en la distancia?

- Aimar Olaizola era antes el mejor, pero ahora quien más está jugando en la jaula es Altuna.

- Juega en el Labrit, ¿hubiese preferido otro frontón?

- No sé qué decirte, ni que sí ni que no. El Labrit es un buen frontón, noble, y si pierdo no será excusa. Cuando jugué en el Beotibar la final de Parejas del año pasado me pudo la presión.

- Y lo hará en inferioridad numérica en las gradas.

- Eso no me preocupa. Sé que de Tolosa van a ir unas 70 personas a animarme y después de la final haremos una cena. La juerga está justificada aunque solo sea por un día.

- Mójese, ¿quién ganará la final de Primera? ¿Altuna o Ezkurdia?

- Independientemente de que Ezkurdia esté en un gran momento de juego, Altuna ha ido de menos a más a lo largo del campeonato. El Cuatro y medio es una distancia hecha para él. El día del partido influye mucho, si has dormido bien la víspera, si no puedes controlar los nervios. Aun así, veo una final muy igualada. Puede ganar cualquiera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos