Pelota

«Me falta constancia con la derecha»

Aitor Aranguren, en el frontón de Aginaga./LUSA
Aitor Aranguren, en el frontón de Aginaga. / LUSA

El zaguero de Aginaga, que juega hoy contra Darío la semifinal del Manomanista Promoción, no renuncia «a estar arriba» en el futuro

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETASAN SEBASTIÁN.

Debutó como profesional en las filas de Asegarce el pasado 23 de junio y le falta poco más de un mes para completar su primera temporada como profesional, ahora ya con la camiseta de Baiko. Aitor Aranguren (Aginaga-Usurbil, 19 años) ha sorprendido al pelotazale con sus maneras en el Manomanista Promoción. Disputa esta tarde en el Labrit de Pamplona la semifinal contra Darío (ETB2, 17.45). Ojo a los canales porque Euskal Telebista programa la pelota hoy en ETB2 en lugar de hacerlo en el canal habitual, ETB1, que da el Giro.

- ¿Cayó en las previas de Baiko, le repescaron y está a una victoria de la final del Manomanista Promoción?

- Gané la primera previa a Alberdi y perdí la segunda frente a Iturriaga. Peña II estaba lesionado y existía la posibilidad de que la empresa recurriera a mí para ocupar su plaza. Pero en el partido contra Iturriaga me dice daño en el dedo índice de la mano izquierda al poco de empezar. Las radiografías descartaron que hubiera fractura. Era solo un esguince. Y me designaron para jugar en lugar de Jon Ander Peña.

- ¿Cómo está ese dedo?

- Bien. Curado. No me da guerra.

- Llegar a la eliminatoria de cuartos contra Ugalde con un bagaje de dos partidos...

- Me sirvió de rodaje. Es mejor que entrar directo en cuartos. Más aún para un zaguero como yo. Como ahora los saques se restan de aire, necesitas trabajar sobre todo el resto y el saque, dos cosas que no haces el resto del año.

- Convenció su victoria ante Ugalde en el Atano III.

- Me salió un partido redondo. Puse muy atrás la pelota de derecha y le hice daño con la dejada.

- Dejadas a ras de chapa.

- Siempre me ha gustado jugar cerca del frontis. Me encuentro a gusto en el cuatro y medio. De hecho, fui delantero hasta la categoría cadete. Tengo confianza en mi dejada.

- Pocas veces se le ha visto gozar tanto de derecha...

- En mi primer año de profesional he progresado en esa faceta. A la vez, soy consciente de que todavía tengo mucho que aprender. Los técnicos me insisten en que debo ir mejor en busca de la pelota.

- La derecha es importante.

- Cuando cojo altura en el frontis, la pelota va lejos. Me falta constancia con ese brazo. Los partidos me han dado confianza. También trabajo la colocación. Y este primer año me ha servido para hacerme a un material más exigente y rápido.

- ¿Cuesta acoplarse a las pelotas?

- Me gusta el material exigente. Me he adaptado bien.

- Un pelotazale perspicaz me dice que usted cierra los ojos a la hora de golpear de derecha.

- No sé... No me doy cuenta de ese detalle.

- Darío es el obstáculo a superar para meterse en la final del Manomanista Promoción.

- No es un artista, pero manda muy atrás la pelota. También posee un buen saque. Necesito restar bien para tener opciones. Le vi en directo en el Beotibar de Tolosa contra Erasun, quien no tuvo su día. Darío estuvo bien. Me extrañó que devolviera a bote los saques. Es posible que no se colocara de aire porque el rival era un zaguero. Veremos qué estrategia toma contra mí.

- El riojano destaca por su pegada. ¿Se ve capaz de contrarrestarla?

- Creo que le doy bien de sotamano y de volea. Si me funcionan, puedo hacerle frente.

- ¿Cómo ha preparado la semifinal?

- Con dos sesiones de frontón en Beasain. El martes estuve con Urretabizkaia II y el jueves, solo.

- Mañana será el turno de Elordi y Zabala en el Adarraga de Logroño.

- Zabala es más pegador, pero Elordi está peligroso. Viene de ganar el Campeonato Promoción de Parejas y de eliminar a Urretabizkaia II. Le funcionan el gancho y la volea. Habrá que ver cómo responde Zabala.

- ¿Su manomanista favorito?

- Siempre me ha gustado Aimar Olaizola. Los pegadores tienen más opciones en esta disciplina. Este año veo fuerte a Urrutikoetxea. También influye que somos compañeros de empresa. Nunca he entrenado con él mano a mano.

- ¿El mano a mano en toda la cancha es fruta prohibida para los zagueros?

- Necesitamos un buen juego de aire para competir de tú a tú con los grandes manomanistas. Eso está claro. También hace falta moverse rápido en la cancha. Si dispone de esas dos cualidades y posee golpe para hacer daño, el zaguero puede codearse con los delanteros. Soy optimista y positivo.

- Jugó con Peña II el Campeonato Promoción y no cumplieron las expectativas. ¿Está contento con su rendimiento por parejas?

- Llegamos bien de forma al torneo, pero me estropeé las manos en el partido de la primera jornada, en el Labrit. Anduve muy justo en los dos siguientes y luego suspendí. Me costó dar la vuelta a la situación. De hecho, terminamos bastante bien. Lo que pasa es que en la última jornada de la primera fase dependíamos de los resultados de otros para entrar en la liguilla de semifinales. No fueron favorables y caímos eliminados.

- Mariezkurrena II y usted debutaron en un margen muy corto de tiempo. El de Berriozar ha subido como la espuma. ¿Se ve a ese nivel en un futuro?

- Veo posibilidades. Quizá no tenga la pegada de Mariezkurrena II, pero sí dos buenas manos. Jon ha demostrado mucho juego y falla poco. En su primera participación en el Campeonato de Parejas ha rendido a un nivel altísimo. Tengo 19 años, soy joven y me veo con margen de mejora. No renuncio a estar arriba en el futuro.

- ¿Se pone plazos?

- No, no. El tiempo dirá.

Más