Pelota

Aimar Olaizola brilla en la sauna del Aitzuri de Zumaia

Olaizola II, listo para soltar su derecha con Larunbe y Albisu a la espalda, ayer en Zumaia. / MICHELENA
Olaizola II, listo para soltar su derecha con Larunbe y Albisu a la espalda, ayer en Zumaia. / MICHELENA

Joseba Lezeta
JOSEBA LEZETA SAN SEBASTIÁN.

Aimar Olaizola y el calor acapararon el mayor protagonismo del buen estelar de ayer en el frontón Aitzuri de Zumaia, ganado por el delantero de Goizueta y Larunbe por 22-15 a Bengoetxea VI y Albisu. Urge encontrar solución a las altas temperaturas en el interior de un recinto moderno en el que se echa de menos mayor ventilación. Aseguran que van a colocar unas ventanas para que entre el aire. Hacen falta.

Olaizola II suma ya tres victorias consecutivas. Tras quedar inédito en Urrestilla, en buena parte por culpa de la humedad, no se ha limitado a vencer en Tolosa, en Segura y en Zumaia. Ha brillado en cada plaza. Autor de actuaciones merecedoras de nota alta, llega lanzado a la semifinal del Torneo San Fermín del cuatro y medio que mañana en Sopela le enfrentará a Oinatz Bengoetxea por segunda vez en 48 horas.

Sin estar mal, pese a endurecer el partido junto a Albisu, el delantero de Leitza fue presa ayer de un Aimar que lleva meses a alto nivel y que apenas acusa sus 38 años. El de Goizueta puso en funcionamiento su motor turbodiésel para devolver a su cauce un partido que en los primeros minutos amenazaba con ponerse cuesta arriba: 2-5, 3-7 y 5-8.

El juego entró en una fase de equilibrio con sucesivos abrazos en el marcador a 8, 9, 10, 11 y 12. A partir de ese momento, apoyado en un buen Larunbe, Olaizola II puso rumbo al 22 con ventajas que aumentaron a medida que se aproximaba el final: 16-12, 18-14, 20-15 y 22-15.

Aimar fue mucho Aimar en un encuentro serio de 58 minutos que necesitó 490 pelotazos a buena para su resolución.

Más

 

Fotos

Vídeos