GP de Francia

En cualquier condición, Marc Márquez

Marc Márquez, en el circuito de Le Mans. /AFP
Marc Márquez, en el circuito de Le Mans. / AFP

'Pole' en mojado para el líder del Mundial de MotoGP en un día marcado por la lluvia en Le Mans

BORJA GONZÁLEZLe Mans

Cuatro pilotos centran la atención en estos momentos en MotoGP, si nos ponemos en modo largo plazo, en lo que es la pelea por el Mundial: Marc Márquez, Alex Rins, Andrea Dovizioso y Valentino Rossi. El español de Suzuki pagó su poco competitivo viernes, algo que es más o menos habitual (en parte por cómo le gusta encarar los grandes premios, en parte por las dificultades de su moto para aprovechar los neumáticos blandos a una vuelta lanzada), y tras una mala Q1, con la pista mojada aunque no del todo, se verá obligado a salir decimonoveno el domingo. El segundo de la general es el piloto que más posiciones ha ganado en carrera en lo que va de curso, treinta en los cuatro primeros domingos, un 'arte' al que tendrá que volver a recurrir en Le Mans para mantener su buen nivel de resultados, en un día que aparece entre interrogantes en lo que se refiere a la climatología. Porque muy distinta será la cosa si se parece al viernes, si lo hace a este sábado, cuando en ningún momento terminó de llover pero en el que siempre el trazado galo estuvo bajo un 'sirimiri' que mantuvo el asfalto entre mojado y humedecido, o si de repente la lluvia irrumpe de verdad, una condición en la que nadie ha rodado.

Por su parte, Rossi salió del embrollo de quedarse fuera de los diez primeros tras los entrenamientos libres con una estrategia con neumáticos de seco en la Q1 que le valió el pase a la Q2, un esquema que repitió en ese segundo entrenamiento oficial pero que tuvo que abortar viendo cómo estaba la pista. Pese a esa pérdida de tiempo, el italiano pudo colarse en el quinto puesto, uno por detrás de Dovizioso, al que siempre señala Márquez como el rival más peligroso e inteligente, en unos días en los que no ha terminado de asomar.

«Creo que Marc ha corrido las dos últimas carreras tratando de ganar con distancia, para ponernos en crisis a los demás. Así que es posible que mañana intente lo mismo, y si puede hacerlo, lo buscará. Cómo de competitivos seamos nosotros va a depender mucho de las condiciones, aunque creo que aquí estamos en la situación de poder pelear siempre», explicó el de Ducati, marca que coló a Danilo Petrucci, segundo en 2018, en la segunda posición de la parrilla, con la tercera GP19, la de Jack Miller, en el tercer puesto.

Más información

Rins, Rossi y Dovizioso están en una buena situación para los intereses de Márquez, que de nuevo sacó a relucir su maestría cuando la cosa se complica. Y es que ya venía explicando el de Honda que es mucho más fácil ver resultados apretados cuando todo está bien, sobre todo con buen agarre en el asfalto, pero que la cosa cambia si aparecen las dificultades, algo en lo que sigue siendo un maestro. En el oficial marcó el mejor tiempo, firmó su 'pole' número 55 en la clase reina, tantas como las que tiene Rossi y a tres del récord de Doohan, y supo volver a pista después de una caída.

«Ha sido uno de esos días complicados en los que la cosa no sólo se basaba en dar gas y ya está, sino en entender, tener una estrategia, y arriesgar», resumió el líder de la general, que mantiene su ojo puesto en Dovizioso, sobre todo después de ver el entrenamiento fallido de Viñales, el más sólido en seco y en mojado en estos dos días, pero que justo erró cuando la pista estaba extraña, alegando una inesperada pérdida de agarre que le deja en el puesto once, aunque el de Yamaha mantuvo un discurso positivo tras sus buenas sensaciones en Francia.

«El segundo más regular es Dovi», mantuvo Márquez tras lo visto en estos días. «No destaca mucho. El más rápido ayer y esta mañana fue Maverick, pero siempre está allí Dovi. Esto es lo que le hace peligroso para el campeonato. Y luego está Valentino, que a la hora de la verdad, ¡pam!, está ahí. Estos dos son los más peligrosos. Falta ver mañana, porque hoy eran unas condiciones extrañas. Rins ha flojeado un poquito más, pero estoy convencido de que él y Viñales llegarán», concluyó el piloto que volverá a afrontar una carrera como el rival a batir, más si la climatología decide jugar con los pilotos. Porque, en condiciones extrañas, Márquez sigue demostrando que es el rey.