Motor

Baiko Team e Iñigo Iglesias, un tándem vasco y una ilusión 'Mundial'

Presentación de cuatro pilotos de Baiko Racing Team/Michelena
Presentación de cuatro pilotos de Baiko Racing Team / Michelena

El equipo de Karlos Arguiñano y el piloto errenteriarra debutan este fin de semana en Estoril

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Con la «especial ilusión» de contar con la mayor promesa vasca del motociclismo, el errenteriarra Iñigo Iglesias, Baiko Racing Team ha presentado este mediodía en Zarautz a los cuatro pilotos con los que va a afrontar desde este fin de semana el calendario FIM CEV o, lo que es lo mismo, la antesala del Mundial de motos.

En el acto, que ha tenido lugar en la terraza del restaurante del presidente de la fundación Baiko, Karlos Arguiñano, el popular cocinero se ha mostrado «con todas las ganas del mundo» para aspirar incluso al título en el Campeonato de Europa de Moto 2 con el estadounidense Benny Solís y el catalán Edgar Pons, hijo del doble campeón mundial de 250cc Sito Pons y actual subcampeón de la categoría. «Tenemos muchas opciones de ganar carreras y, por qué no, el campeonato», ha dicho Arguiñano.

Los otros dos pilotos, más jóvenes, Gerard Riu e Iñigo Iglesias, competirán en el Mundial júnior de Moto 3. El catalán de 19 años parte con más opciones de rondar los primeros puestos en una categoría «muy dura» en la que se medirán «las mejores promesas del mundo». Con ellas se codeará el errenteriarra de 16 años (cumplirá 17 el martes), que se estrena en este circuito con la ambición de «aprender» con miras «a la próxima temporada, en la que iremos ya a por todas».

El equipo

-
Campeonato de Europa de Moto 2:
Pilotos
Benny Solís (Beverly Hills, Estados Unidos, 1994) y Edgar Pons (Barcelona, 1995).
Moto
Kalex
-
Mundial júnior de Moto 3:
Pilotos
Gerard Riu (Casserres, Barcelona, 1999) e Iñigo Iglesias (Errenteria, 2002).
Moto
KTM

Tras seis años en el Mundial de motociclismo, en los que «vivimos momentos muy bonitos, como cuando Jonas Folger subió a lo más alto del podio, y también algún disgusto», la escudería de Argiñano afronta su segunda campaña enel Campeonato de Europa, una competición algo más asequible que el Mundial, que «es una locura» y entraña «unos costos muy altos» que suponen «una sangría» para un equipo que debe competir «con los mejores del mundo» en circuitos de Estados Unidos, Japón, Malasia...

Ilusión con Iglesias

Arguiñano ha subrayado su «ilusión» por esta «primera vez que un equipo vasco compite en el Campeonato de Europa». Ha asegurado que su escudería no está diseñada «para ganar dinero sino para apoyar a la gente joven», como en su día hizo con Jaume Masiá, quien «con 13 o 14 años corrió en nuestro equipo» y el pasado domingo se impuso en el GP de Argentina de Moto 3 en el circuito Temas de Río Hondo, su primera victoria en el Mundial.

Este es el sueño que comparten Baiko Racing Team e Iñigo Iglesias, quien «ojalá en dos o tres años esté en el Mundial. Sería lo más grande para él y yo me sentiría como el tío Karlos. Sería la felicidad absoluta», ha expresado el popular cocinero, «doblemente satisfecho» por poder contar en su equipo «con un guipuzcoano» que va a competir «con pilotos de muchos países».

Arguiñano no descarta regresar al Mundial en un futuro cercano. «Para ello, necesitaríamos buenos resultados en el Campeonato de Europa y patrocinadores de fundamento para que esto no sea una sangría».