Mercedes saca provecho

Mercedes saca provecho
ANTONIO ARISTI

McLaren gana pero su dominio no es abrumador, ni mucho menos. Aunque las tres carreras disputadas hasta el momento dicen que Hamilton y Bottas han hecho dobletes en cada una de ellas. Por ahora la flecha plateada aventaja de forma clara al 'Cavalino rampante'.

Ferrari está echando por tierra una supuesta superioridad sobre los monoplazas teutones. Parece que dentro de 'La Scuderia' no se aclaran y hay lío. Ayer pararon a Lecrerc para que Vettel pasara cuando es posible que llevara más ritmo. Pero Shangai es un circuito de extrema dureza para los neumáticos y quién sabe si el monegasco podría meter mejor ritmo que su compañero algunas vueltas después.

Lo cierto es que Mercedes ha sacado partido del galimatías que tienen los italianos, que no acaban de cerrar el círculo para plantar cara a Hamilton y Bottas. El británico es ya líder del mundial con 68 puntos, seis más que su compañero y tercero es Max Verstappen con 39, quien circula delante de los dos Ferrari

Es lo que tienen los equipos alemanes. Son más discretos, siempre se guardan algo y para muestra lo que sucedió en la crono. Nadie pensaba que la pudieran dominar y pusieron sus coches en los dos primeros puestos. Ferrari es mediterráneo. Siempre hay algo. Bullicio, ruido, algo de caos. Para bien o para mal, así es la escudería italiana que va a tener que espabilar. O por lo menos aclararse.

La carrera en China no pasará a la historia por el dominio de Mercedes. Aunque Verstappen es tercero en la clasificación, el Red Bull no está al nivel que el año pasado. Cabe recordar que en este mismo Gran premio la campaña pasada, el equipo austriaco se subió a lo más alto del cajón después de una gran carrera de Ricciardo.

McLaren tuvo muy mala suerte. Los coches de Sainz y Norris se tocaron en la salida y además apareció Kvyat para complicar más el asunto. Desde el puesto 6 hasta el 16 en las salidas hay muchísimas complicaciones y el riesgo de tocarte con alguno es muy elevado. Parece que el coche de Sainz empieza a ser fiable.