Gran Premio de Francia

Pulso a la francesa entre Alonso y McLaren

Fernando Alonso, durante la rueda de prensa en el circuito Paul Ricard. /Yoan Valat (Efe)
Fernando Alonso, durante la rueda de prensa en el circuito Paul Ricard. / Yoan Valat (Efe)

El español disputará el GP de Francia unos días después de conquistar las 24 horas de Le Mans y con su futuro aún en el aire. Ricciardo tiene ofertas para ser su sustituto en la escudería

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Fernando Alonso no ha salido de Francia desde hace dos semanas. El asturiano llegó a Le Mans días antes de la disputa de la carrera en la que consiguió la segunda joya de la Triple Corona y, tras unos días de asueto y pequeño viaje a Cannes, se dirigió a Paul Ricard, circuito que volverá a albergar un Gran Premio por primera vez desde 1990 para un país que ha estado fuera del calendario desde 2008.

Es el gran protagonista de los últimos días y lo va a seguir siendo en las próximas jornadas, máxime si siguen las declaraciones que se han cruzado mutuamente el piloto y su equipo en la Fórmula 1, McLaren. Zak Brown, máximo responsable de McLaren, afirmaba en una entrevista al diario '20 minutos' que la intención que tiene el equipo de Woking es mantener a Alonso «en la familia, sea en Fórmula 1 o en la IndyCar». Brown está presionando de manera muy fuerte a los directivos de la empresa británica para que vuelvan al campeonato estadounidense, donde antaño fueron no sólo participantes sino candidatos a victoria. A Alonso le quedan por ganar las 500 Millas de Indianápolis, y en McLaren están dispuestos a darle un nuevo coche allí para que consiga su sueño.

Sin embargo, Alonso tiene muchas otras ofertas. Para 2019 tiene comprometido hasta junio un contrato con Toyota para acabar la segunda parte de la supertemporada del Mundial de Resistencia, que lidera con autoridad. Alonso no se proclamará campeón del mundo de Fórmula 1 por tercera vez, pero sí tiene más cerca conquistar el título de campeón del mundo de Resistencia, algo que no tiene el mismo prestigio, pero que engrosará su palmarés con un nuevo entorchado.

La gran duda está en si podrá compaginar su participación en el WEC con la Fórmula 1 o con la Indy. Ahí hay muchas variables, no todas económicas, a tener en cuenta. McLaren quiere estirar su vinculación con Alonso al máximo. Son conscientes de que el español es su principal activo y no quieren desaprovechar esa nueva fiebre que le ha dado por las competiciones fuera del Gran Circo. Porque saben que en la Fórmula 1 no están en condiciones de victoria.

Es precisamente este punto el que tiene mosqueado a Alonso. El cambio a Renault fue positivo porque, en teoría, iban a dar un salto de calidad notable. De momento no se ha producido y aunque Alonso ha pasado de luchar por el último a hacerlo por el séptimo puesto, no es suficiente. «El objetivo que teníamos el año pasado era cambiar la unidad de potencia para ser competitivos y poder luchar por los podios o, incluso, por las victorias, pero no nos hemos encontrado con eso. Veremos si el año que viene McLaren me puede ofrecer eso y, si no, veremos quién me lo puede ofrecer», dijo, contundente, ante los medios en Le Castellet, donde se encuentra el circuito de Paul Ricard.

McLaren se fija en Ricciardo

Zak Brown no es tonto, y sabe que en Fórmula 1 no tienen nada más que promesas que ofrecerle a Alonso para que siga con ellos. El español aún tiene mucho que pensar, toda vez que sabe que en Toyota va a seguir compitiendo con opciones serias de victoria hasta el final de la supertemporada. No obstante, más allá del 15 de junio de 2019, no tiene nada, a día de hoy.

En caso de que no consigan convencer a Alonso para que continúe con ellos en Fórmula 1, desde McLaren ya están trabajando para buscarle un sustituto. La opción más lógica es apostar por el joven Lando Norris, piloto de pruebas con muchísima proyección y que aspira a ser piloto de Fórmula 1 la próxima campaña. No obstante, también pueden buscar fuera.

Uno de los nombres que han salido en las últimas horas es el de Daniel Ricciardo. Red Bull acaba de confirmar que usará unidades de potencia Honda a partir de la emporada 2019, algo que ha levantado numerosas suspicacias y dudas. Por eso, las declaraciones de Helmut Marko, responsable de los pilotos de la estructura de las bebidas energéticas, cuadran con las dudas que tiene Ricciardo acerca del nuevo proyecto. «Es el rey del mercado de pilotos, McLaren le ofrece cada vez más todas las semanas», afirmaba el expiloto austriaco, que también colocó a Lewis Hamilton como un factor a tener en cuenta en todo este culebrón: «Ricciardo no quiere firmar hasta que lo haga Hamilton (que sigue negociando con Mercedes su continuidad)», dijo Marko a 'Sports Bild'.

Y en medio del huracán, el gran beneficiado es Carlos Sainz: si Alonso se va de McLaren y es sustituido por Ricciardo (que también suena para subirse al Ferrari que dejará Räikkönen, salvo sorpresa), el español es el primer candidato para subirse al Red Bull del australiano, ya que Sainz está en Renault en calidad de cedido.

 

Fotos

Vídeos